Balance del Servicio de Socorrismo y Salvamento en las playas de Casares

0
47

Como cada verano al finalizar los meses de julio y agosto el Servicio de Socorrismo y Salvamento contratado por el Ayuntamiento de Casares hace un balance de sus actuaciones, donde destaca esta temporada las incidencias por picadura de medusas que han sido 693 de las casi 1000 partes contabilizados.
Y es que la bandera blanca avisando a los bañistas de la aparición de medusas ha ondeado 44 días, de los 65 que ha estado activo el servicio. Una circunstancia que se ha debido debido poco aporte de agua salada que ha tenido nuestro litoral por la falta de lluvias y que se acentúa por los vientos de sur y levante que han predominado.

Por lo demás ha sido un verano tranquilo sin fuertes vientos ni oleaje, en el que no ha habido que izar la bandera roja ni un solo días, 42 días ha ondeando la bandera verde y 23 la amarilla.
Durante la temporada ha habido 10 rescates acuáticos y 6 búsquedas de niños extraviados. Otras atenciones prestadas durante los meses de verano por el equipo de socorristas han sido 41 extracciones de púas de erizos, 39 por contusiones y golpes, 10 por picaduras de insectos y pez araña, 11 por reacciones alérgicas y 9 por golpes de calor. Y en 7 ocasiones ha sido necesario el traslado de los accidentados a centros de salud.
La concejala de Playas, Noelia Rodríguez ha destacado el buen trabajo realizado por el equipo del Servicio de Socorrismo y Salvamento acuático, que ha contado con 9 socorristas, un patrón de embarcaciones, un técnico en emergencia sanitaria, un enfermero y un coordinador, con los recursos materiales necesarios: dos embarcaciones, ambulancia, quad de transporte y rescate, además de otros medios de rescate y reanimación.
La responsable municipal ha resaltado el trabajo realizado no solo cuidando a los bañistas, sino también para que estos hagan un buen uso de las playas, evitando el uso de barbacoas o la pesca con cañas fuera del horario nocturno establecido. Unas labores que realizan conjuntamente con la policía local y el 112, con los que han mantenido una comunicación constante.
Como labores complementarias, la empresa ha repartido entre los usuarios de playas durante esta temporada un total de 2000 pulseras anti-pérdidas para niños y otros 2.000 ceniceros.