El Ayto de Estepona tramita un 68% más de licencias de aperturas de comercios que en 2014

0
40

El Ayuntamiento de Estepona informa que en los seis primeros meses de 2015 se han tramitado un 68 por ciento más de licencias de apertura de comercios con respecto al mismo periodo del año anterior. El concejal adscrito al área de Comercio, José Antonio Vílchez, ha valorado que en la primera mitad de este año se han registrado un total de 210 solicitudes y ha adelantado que estos datos serán aún mejores porque habrá que añadir los numerosos expedientes que se están registrando desde que comenzó el verano.

El responsable de Comercio ha indicado que los últimos datos evidencian la tendencia al alza que se viene produciendo desde 2012, año en el que se tramitaron un total de 137 licencias. Posteriormente, en 2013, la cifra se vio incrementada en un 19 por ciento con 163 nuevos negocios. La evolución en el número de licencias continuó en 2014 con 250 solicitudes, lo que representó un incremento del 53 por ciento con respecto a 2013.

El edil ha señalado que los esfuerzos del Consistorio para impulsar la actividad económica y animar la creación de negocios están dando resultados “satisfactorios”. “Los emprendedores son imprescindibles para dinamizar la economía local y generar puestos de trabajo, por lo que las administraciones tenemos la obligación de establecer las condiciones óptimas para que los comercios se instalen en la ciudad”, ha continuado Vílchez.

Entre las medidas adoptadas por el equipo de gobierno destaca la aprobación en 2012 de unas ordenanzas municipales que agilizaron los trámites necesarios para la concesión de una licencia de apertura y los que regulan aspectos como el comercio ambulante o la ocupación de la vía pública.

Además, el equipo de gobierno acordó la supresión de la tasa de apertura para un total de 35 actividades comerciales calificadas como inocuas –que no causan impacto medioambiental-, lo que supone un ahorro de entre 600 y 1.500 euros para los nuevos empresarios.

A esto hay que añadir una bonificación del 75 por ciento en el coste de la tasa de licencia de apertura de negocios a colectivos que se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad. A esta medida fiscal se pueden acoger las mujeres víctimas de la violencia de género, los desempleados de larga duración, los jóvenes menores de 30 años, las personas que tengan acreditado un grado de minusvalía igual o superior al 33 por ciento y los mayores de 55 años que hayan estado, al menos, seis meses en el desempleo en los dos últimos años.