El Centro Cultural Cortijo Miraflores acogerá hasta el viernes 28 de agosto la muestra de Paco Sanguino titulada “War in my mind”

0
64

La exposición de Paco Sanguino “War in my mind” permanecerá abierta al público en el Centro Cultural Cortijo Miraflores hasta el próximo viernes, 28 de agosto. El último proyecto del pintor Paco Sanguino está conociendo gran éxito de asistencia y de repercusión en la sala de exposiciones del Cortijo Miraflores. Se trata de una exposición que intenta sacudirnos de la indiferencia con la que aceptamos de manera cotidiana la más aterradora producción de la especie humana: la guerra. Para ello Sanguino se vale de la ironía y su buen hacer como pintor.

Nacido en Sevilla, y residente en Marbella desde hace décadas, Sanguino estudió Dibujo Artístico, Modelado, Vaciado y Escultura en la Escuela de Artes y Oficios. Con posterioridad comienza a investigar las posibilidades expresivas de materiales como la resina y la fibra de vidrio, así como estudia ingeniería policroma.

Autor de larga trayectoria y evolución, su obra se caracteriza técnicamente por una notable pericia técnica (de “cocina”), así como por la evocación de sus paisajes y objetos, que le llevan desde la figuración a la abstracción sin frontera.

Galardonado en los últimos Premios Nacionales de Grabado, en 2014 expuso “Mujeres y paredes” en el CAC Málaga, y en este año presentó en la célebre Sala de Blas de Archidona su instalación “In Vitro”, expuesta con posterioridad en el Centro Cultural San Pedro. Éste su tercer proyecto fue presentado recientemente en la Galería de Nando Argüelles en Sotogrande. En la actualidad desarrolla varios proyectos para circuitos profesionales de arte contemporáneo.

“Es un ser amable, se va acomodando en nuestros sillones, en nuestros muebles, en nuestra cotidianeidad y se queda con nosotros, durante toda una vida. Come, juega, haz la guerra, piensa en la guerra, mécela, amamántala. Es el legado, un baile de máscaras, una fiesta con luces en el cielo, y globos de colores. Si no tienes enemigos invéntatelos, y ódialos, pero con todas tus fuerzas, hasta que te lo creas, y hazlo creer