El espíritu de Queen se apoderó del Starlite Festival Marbella

0
70

Freddy Mercury ha aparecido la pasada noche en Starlite, al menos en espíritu, para ofrecer lo mejor de una de las bandas más icónicas de la historia del rock. Los encargados de llenar el auditorio de la cantera con la esencia de Queen y de su líder han sido los artistas Tommy Heart, Michele McCain, Patrik Lundström y la soprano Graciela Armendáriz, que junto a la Rock Band y a la One World Symphonic Orchestra, han interpretado sobre el escenario 28 temas de la banda británica como “One Vision”, “I was born to love you”, “Another one bites the dust”, “Somebody to love”, “Under Pressure”, “Crazy Little Thing called Love”, “We will rock you”, “Too much love will kill you”, “Save me”, “The show must go on”, “Don´t stop me now”, “Breakthru”, “Friends will be Friends”, “Who wants to live forever”, “I want to break free”, “Barcelona”, “Radio Gaga”, Bohemian Rhapsody”, “A kind of Magic”, “I want it all” o “We are the Champions”, entre otros.

Durante las más de dos horas que ha durado el espectáculo, la temperatura del auditorio de Starlite ha ido subiendo gracias al talento de sus intérpretes y músicos y a la combinación de la fuerza del rock con música clásica en directo, y contagiando la energía de Queen a los presentes, que han acabado por ponerse en pie, bailando, batiendo palmas y cantando a coro todas y cada una de las canciones, que han demostrado conocer a la perfección. Mención de honor merecen las increíbles voces y el dominio de diferentes registros de los cuatro cantantes que han dado vida a Freddy Mercury, que sin imitarle, han sabido interpretar de forma fiel, los tonos y el sonido del icono británico. Al talento músical e interpretativo y a la fuerza de los temas de Queen, se les ha sumado una puesta en escena sencilla, pero muy atractiva, en la que los juegos de luces se han mezclado con proyecciones de conciertos de Mercury y otras imágenes que han logrado un show completo, estético y lleno de energía y de emociones a flor de piel.

Tommy, Michele, Patrick y Graciela han cantado varios temas de forma individual para, a medida que avanzaba la noche, ir sumándose unos a otros hasta fundirse los cuatro en el escenario provocando el furor del público con temas como “We are the Champions” o “We Will Rock you”, que ha cerrado una noche de emociones, recuerdos y del mejor rock de todos los tiempos.

No han faltado temas de otros artistas como “Baby I don´t care” fundido con “Tutti Frutti”, de Little Richard, además del Rock de la cárcel (“Jailhouse Rock”), cantado por los artistas, mientras en la trasera del escenario se proyectaban vídeos en blanco y negro de Elvis Presley, y por todo un auditorio en pie con muy pocas ganas de irse a casa. “God save the Queen!” o “Queen forever”, se oía al terminar el show, demostrando que la mítica banda británica está más viva que nunca.