El ex concejal de Marbella, Carlos Hernández, se niega a ser extraditado desde Argentina

0
63

El diario argentino http://www.tiempodesanjuan.com/policiales/2017/9/16/como-cayo-politico-espanol-preso-quien-quiere-extraditado-190608.html publica una información donde avanza que el ex concejal del Ayuntamiento de Marbella, Carlos Fernández, se ha negado a ser extraditado a España. Uno de los hombres fuertes de la etapa Gil en Marbella permanece en prisión a la espera de las decisiones de la judicatura argentina, que debe pronunciarse en un plazo máximo de un mes. Esto aumenta las dudas sobre si se iba a entregar o no, tal como se ha indicado en distintos medios de comunicación.
Esto es lo que publica el diario TIEMPO DE SAN JUAN:

“Nos costó identifcarlo porque tenía cambios en su rostro. Al parecer se hizo cirugías. No era el mismo tipo que el de las fotos publicadas en el pedido de captura internacional”. La definición es de una fuente oficial que participó de la detención de Carlos Fernández Gámez (49), quien en San Juan se hacía llamar por Hernández. Es el político de Málaga caratulado como el prófugo número uno de España, buscado por la principal causa de corrupción de ese país.

A través de la división Crímen Organizado, los policías federales de la Agencia Regional Cuyo de la Policía Federal Argentina lograron dar el político evadido desde hace 11 años en España: estaba en una casa de un barrio en Rivadavia.

Gómez Cincunegui: El héroe que no fue
Lejos de la versión instalada en los diarios digitales españoles, Carlos Fernández Gámez no se entregó voluntariamente, sino que fue detenido a las 3 AM en su casa, cuando los federales le golpearon la puerta y los atendió él mismo.

El sujeto, y su familia, se movieron rápido: en minutos apareció por la vivienda un abogado diciendo que estaban haciendo las diligencias para que se entregara.

Por supuesto que los federales no le creyeron: en primer lugar, la orden de captura con código rojo de Interpol estaba vigente. Ése es el más alto nivel de peligrosidad.

Tras recibir indicios de que el prófugo numero uno de España estaba en San Juan y en qué lugares medoreaba, los federales hicieron inteligencia y atraparon totalmente sorprendido a Carlos Fernández Gámez.

CÓMO SIGUE

Con las primeras horas del día viernes, Carlos Fernández Gámez fue llevado al Juzgado Federal, ante el juez federal Leopoldo Rago Gallo.

Formalmente se inició con la audiencia de extradición. Legalmente, si el político español admitía voluntariamente ser extraditado a su país, directamente le buscaban un vuelo y lo enviaban de vuelta.

Pero no fue lo que ocurrió: en la audiencia de extradición que se gestionó en la Secretaría Penal N° 5, Carlos Fernández Gámez negó ser extraditado, argumentó tener arraigo en San Juan, estar casado, tener una hija y estar vinculado socialmente en la provincia.

Asistido por el abogado Fernando Ramhé Quattropani, y otro abogado que es amigo personal de detenido, Leonardo Lara Lanteri, se inició el proceso formal para la extradición.

El paso siguiente es solicitar a España que en los próximos 30 días informe oficialmente los motivos y las pruebas para pedir la extradición de Carlos Fernández Gámez.

Con esa prueba en la mano, se hace una audiencia de extradición.

Por un lado el ministerio público fiscal federal dirá si está de acuerdo o no con la extradición, la defensa dará sus argumentos para que siga viviendo en San Juan y no lo envíen a España y el juez federal Rago Gallo tomará la decisión de si debe o no ser extraditado.

ANTECEDENTES

En los últimos años el Juzgado Federal de San Juan tuvo varios casos resonantes con sujeto atrapados con pedidos por la justicia de otros países y en todos los prófugos se negaron a ser extraditados. Las resoluciones fueron diferentes.

El último caso que tomó estado público es el de un ladrón búlgaro. Se trata de Plamen Bioanov Stefanov, quien trabajaba de mozo en San Juan. Aterrizó en Buenos Aires siendo buscado en su país de origen, conoció a una sanjuanina, con quien se casó. Cayó en San Juan y terminó siendo extraditado (ver nota vinculada).

El otro antecedente con impacto público fue el del uruguayo que rescataron de la cordillera de los Andes. Se trata de Raúl Fernando Gómez Cincunegui (59), sobre quien pesaba un pedido de captura en Chile por abuso sexual. La justicia federal consideró que no había motivos para devolverlo al país vecino y durante mucho tiempo siguió viviendo en San Juan.

Ahora no se sabe qué suerte correrá Carlos Fernández Gámez, o Hernández, como se hacía llamar en San Juan.

Añadir comentario