El marbellí Angel Hidalgo campeón de Europa de golf por equipos con España

0
2128

El marbellí Ángel Hidalgo y el cordobés y jugador de University Golf Program Málaga, Víctor Pastor, siguen sumando triunfos a su extenso palmarés, consiguiendo hoy, junto al equipo español, la victoria en el Campeonato de Europa Absoluto por Equipos, tras superar en la gran final a Inglaterra, disputada en el campo de Diamond Golf Club, al noreste de Austria, por un apretado 4 a 3.

Los españoles no empezaron de la manera soñada en la fase previa clasificatoria, que concluyeron en séptimo lugar. Sin embargo, sacaron su mejor juego tanto en cuartos de final frente a Noruega como en semifinales ante Suecia.

Hoy han puesto el broche de oro, nunca mejor dicho, a la competición llevándose el que es el cuarto triunfo para España en el Campeonato, tras las victorias de 1997, 2003 y 2014.

En 2014, el equipo vencedor estuvo formado por Mario Galiano, Scott Fernández, Daniel Berná, Emilio Cuartero, Pep Anglés y Jon Rahm, todos ellos profesionales a día de hoy.

Empate a 1 tras la celebración de los foursomes

Españoles e ingleses dotaron muy pronto de incertidumbre a su espectacular duelo, ya durante la celebración de los foursomes, donde el marcador parcial señaló empate a 1 en base a los méritos generados por cada equipo.

Ángel Hidalgo y Javier Sainz plantaron cara ante los ingleses Harry Ellis y Alfie Plant durante la primera parte del recorrido, controlando la situación hasta las proximidades de su ecuador, punto donde los británicos, crecientemente seguros, pasaron a dominar el duelo con cierta autoridad, 2 arriba en el hoyo 9 que se mantuvo en los siguientes a pesar de las buenas propuestas de los españoles, que sucumbieron en el hoyo 17 (2/1).

La situación adquirió tintes muy tirantes toda vez que Adriá Arnaus y Víctor Pastor gestionaban como podían el evidente empuje de Scott Gregory y Matthew Jordan, que tras una fase de igualdad pasaron a dominar el partido con evidente holgura, 3 hoyos de ventaja en el 9 que permanecían en el 12 pero que se desvanecieron en el 16 gracias a una enérgica reacción española, que llevó el partido a una igualdad que se prolongó más allá del hoyo 18, en concreto hasta el 19, donde Adriá Arnaus y Víctor Pastor, excelsos tras unos hoyos muy brillantes, acertaron a dar la puntilla a sus rivales.

Taquicárdico desenlace en los partidos individuales

La igualdad existente en los duelos por parejas se reprodujo con fidelidad en los partidos individuales, donde nunca las ventajas, ya fueran de uno u otro bando, se antojaban definitivas. Las estrecheces se palparon incluso en choques dominados desde el principio, como el Alejandro del Rey ante el inglés Harry Ellis, una serie de réplicas y contrarréplicas bien administradas por el golfista español antes de ganar por 2/1.

El mismo resultado, 2/1, reflejó el marcador final del duelo entre Víctor Pastor y Alfie Plant, en este caso dominado con cierta claridad por el jugador cordobés, muy en racha desde que acabara cuarto en el Campeonato de Europa Individual, un buen puntal para el equipo español durante todo el torneo.

Asimismo desequilibrado desde mitad de recorrido, pero en este caso del lado inglés, resultó el enfrentamiento entre Gianmarco Petrozzi y Javier Sainz, controlado especialmente por el británico a partir del hoyo 12 en lo que se convirtió en un camino sin retorno para el español, que cedió por 3/2.

Asimismo en la balanza inglesa cayó el punto reservado para el duelo entre Scott Gregory y Manuel Elvira, igualdad de principio a fin donde ninguno de los dos se permitió el más mínimo respiro antes de que el español, en el último hoyo, cediese por la mínima.

El marcador provisional, empate a 3, confirió de máxima y vital importancia el desenlace del enfrentamiento entre Adriá Arnaus y Matthew Jordan. El vigente campeón de España Absoluto, con el mismo aplomo y solidez que le ha llevado a gestar grandes resultados en la presente temporada, se defendió como gato panza arriba de los constantes atasques del golfista inglés, en cualquier caso ligeramente a rebufo en una recta final que Adriá Arnaus, todo serenidad, acertó a gestionar a la perfección para, en el último hoyo, sumar un último punto que vale un título, el cuarto en la historia del golf español en este Campeonato de Europa Absoluto Masculino.