Hay más de un millar de vehículos abandonados en las calles de Marbella

0
99
El concejal de Hacienda, Manuel Osorio,

El concejal de Hacienda, Manuel Osorio, ha anunciado hoy que el Equipo de Gobierno está solucionando un problema de “saturación” de vehículos abandonados, “fruto de la dejadez del anterior Ejecutivo local, que no ha iniciado los expedientes correspondientes”.

​Concretamente, el edil se ha referido a una situación “relacionada con el tema de la retirada de vehículos abandonados en la vía pública por parte de la concesionaria del servicio de grúa que está originando un serio problema, sobre todo en el entorno del Estadio Municipal de Marbella, donde se acumulan coches que están ocupando plazas de estacionamiento libre”.

​El concejal ha apuntado que actualmente el municipio cuenta con más de un millar de vehículos abandonados, que se encuentran repartidos entre los bajos de dicho Estadio Municipal (donde la concesionaria tiene el derecho de uso y cuyo espacio se ha sobrepasado) y otras 300 plazas de titularidad municipal ubicadas en el aparcamiento del edificio Plaza del Mar.

“En este segundo caso, no existe ninguna documentación al revisar el convenio de la concesión del Ayuntamiento con la concesionaria para que la empresa pueda disponer de las mismas como ha hecho”, ha apuntado Osorio, quien ha señalado que el resto de vehículos abandonados y retirados se encuentran ocupando espacio en la calle.

​Osorio ha asegurado que “éste ha sido uno de los temas prioritarios para la concejalía de Hacienda desde el primer momento” y ha explicado que “ya hemos iniciado 122 expedientes para convertir en residuos sólidos urbanos aquellos vehículos que lo requieran debido a su estado de deterioro”.

​A este respecto, Osorio ha explicado que la Ordenanza municipal de retirada de vehículos se puso en funcionamiento en octubre de 2013 y el procedimiento a seguir “consiste en que cuando un vehículo lleva más de un mes en la calle, la empresa concesionaria de la grúa tiene la obligación de abrir un expediente y notificarlo al Ayuntamiento para que haga un seguimiento del mismo, procediéndose a trasladarlo al depósito municipal”.

​Por otra parte, según el edil, “si el propietario o titular del vehículo no acude a retirarlo en el plazo de dos meses, se procede a darlo de baja con el fin de pasarlo a chatarra como residuo sólido si está muy deteriorado, mientras que si está en buen estado se procede a su tasación y subasta, si cabe, después de haber obtenido los permisos judiciales pertinentes”.

​En el caso de la concesionaria de la grúa municipal, Osorio ha explicado que “como los procesos para convertir vehículos deteriorados en chatarra no se han iniciado en ningún momento, se ha producido esa saturación” y ha anunciado, además, que “la empresa nos tendrá que compensar de algún modo, teniendo en cuenta, además, que por convenio debe abonarle al Ayuntamiento 20 euros por cada vehículo convertido en residuo sólido”.

El edil, que ha mantenido un encuentro con los responsables de la concesión para abordar la situación, ha apuntado que “no entendemos cómo ha habido esa dejadez por parte del Equipo de Gobierno anterior que ha ocasionado esta saturación de las calles por no haber iniciado los correspondientes expedientes” y ha apuntado que, entre los vehículos que entran y salen del depósito municipal, “una media de 20 a 25 al mes no son recogidos por sus propietarios o titulares”