La catarata es la principal causa de ceguera en el mundo

0
66

El Hospital Vithas Xanit Internacional, perteneciente al grupo sanitario Vithas, se suma este año al Día Mundial de la Visión, que se ha celebrado esta semana, con la realización de pruebas oftalmológicas gratuitas orientadas a prevenir la ceguera. La catarata se ha convertido en la principal causa de ceguera en el mundo, a pesar de que puede tratarse de forma correcta si se detecta a tiempo. “Las enfermedades oftalmológicas afectan en la actualidad a prácticamente la totalidad de la población en algún momento de la vida. Muchas de ellas, tales como las cataratas, el desprendimiento de retina o el glaucoma, pueden derivar en ceguera si no se tratan de forma adecuada. Por eso en Vithas Xanit, conscientes de la importancia de la prevención, queremos sumarnos este año al Día Mundial de la Visión realizando pruebas oftalmológicas gratuitas para enfatizar, de esta forma, la importancia de las políticas preventivas y de rehabilitación en todo el mundo”, explica el Dr. Cilveti, Jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital.

La ceguera y baja visión constituyen la sexta causa de discapacidad a nivel mundial. La Organización Mundial de la Salud registra en la actualidad 285 millones de personas con discapacidad visual en el mundo, de las cuales 39 millones son ciegas y otras 246 millones presentan baja visión. “La discapacidad visual afecta directamente a la calidad de vida, supone un obstáculo en el aprendizaje y una menor productividad laboral, por lo que, en muchas regiones del planeta, sobre todo las más desfavorecidas, puede incluso llegar a ser considerada un problema de salud pública.

Por eso, para concienciar a la población sobre la importancia de la salud visual, el próximo 17 de octubre Vithas Xanit realizará, desde las 9.00 hasta las 14.00 en el hall del hospital, pruebas gratuitas de medición de la refracción automática del ojo, medición de la presión intraocular y prueba de la rejilla de amsler. “La medición de la refracción automática del ojo nos ayuda a detectar de forma rápida y fiable si éste tiene algún defecto óptico y poder corregirlo a tiempo con gafas, lentillas o incluso cirugía refractiva”, explica el Dr. Cilveti. “La medición de la presión intraocular sirve para detectar si la persona tiene glaucoma, una patología que implica una pérdida gradual de la visión pero que puede tratarse si se detecta de forma precoz mientras que la prueba de la rejilla de Amsler, permite revelar una posible alteración de la zona central de la retina que es muy útil para detectar Degeneración Macular Asociada a la Edad, una patología que se ha convertido en la principal causa de ceguera por encima de los 55 años y cuya prevalencia aumenta con la edad”, añade el especialista.

“Este chequeo oftalmológico es una forma sencilla de revisar la salud visual centrada en tres puntos importantes y que da una respuesta inicial, pero útil y orientativa, para saber si la persona necesita o no gafas, puede tener glaucoma o si presenta algún problema en su retina central”, matiza el Dr. Cilveti. “Y sobre todo pretende llamar la atención sobre la necesidad de hacer revisiones oftalmológicas”, añade.

Añadir comentario