Marbella es sede de la Reunión de la Asociación Andaluza de Hematologia y Hemoterapia

0
349

Unos 200 especialistas se han dado cita en la XXXVII Reunión Anual de la Asociación Andaluza de Hematología y Hemoterapia que se celebra entre ayer y hoy en el Hotel Barceló de Marbella. Se trata de un evento de gran prestigio y reconocimiento científico cuyo comité organizador, comité científico y comité de honor está compuesto por profesionales de la unidad de Hematología del Hospital Costa del Sol y de la dirección de la Agencia.

La delegada de Igualdad, salud y Políticas Sociales, Ana Isabel González, subdirector y director médico del Hospital, Emilio Montenegro y Francisco Martos, respectivamente, ha inaugurado el encuentro, que tiene como finalidad actualizar los conocimientos de las enfermedades hematológicas, así como compartir inquietudes ligadas al trabajo de estos especialistas, con el objetivo de mejorar la atención que los hematólogos prestan diariamente a los pacientes.

Durante la reunión se desarrollará distintas mesas redondas en la que participarán los profesionales del Hospital Costa del Sol y se expondrán comunicaciones y conferencias magistrales con los mejores especialistas y ponentes tanto a nivel autonómico como nacional. Asimismo, el programa incluye la presentación de casos clínicos sobre citología sobre los cuales se planteará un foro de debate que invitará a la participación de los asistentes.
La unidad de Hematología y Hemoterapia inició su andadura en el Hospital Costa del Sol cuando abrió sus puertas en 1993. A lo largo de los años, ha ido aumentando tanto la variedad como la complejidad de los procesos que atiende.

Actualmente está compuesta por cinco hematólogas que realizan su labor asistencial en dos vertientes principalmente. Por un lado, en el área de laboratorios clínicos, donde desarrollan una importante faceta diagnóstica aplicada a todas las alteraciones que afectan a las células sanguíneas por defecto (anemias, leucopenias, trombocitopenias) o por exceso (leucocitosis, trombocitosis…), estudios de coagulación básicos y especiales (trombofilia hereditatia), citometría de flujo, estudios de aspirado de médula ósea y cromatografía de alta presión aplicada al estudio de hemoglobinopatías, además de todas las técnicas necesarias para el funcionamiento adecuado del banco de sangre del hospital.

Por otro lado, la vertiente clínica, donde se ocupan del tratamiento de las enfermedades hematológicas más prevalentes: linfomas, leucemia linfática crónica, síndromes mielodisplásicos, neoplasias mieloproliferativas crónicas, leucemia mieloide crónica, trombocitopenias inmunes primarias, mieloma múltiple y gammapatías monoclonales, así como del control del tratamiento anticoagulante.