Trabajadores y turistas esperan más de dos horas para entrar en Gibraltar en coche en hora punta

0
34

Los trabajadores y visitantes que se dirigían esta mañana a Gibraltar han tenido que esperar hasta más de dos horas para cruzar la frontera. Las colas de vehículos han llegado a superar los dos kilómetros de longitud, provocando el colapso de la arteria principal de La Línea de la Concepción, tal y como se aprecia en el vídeo adjunto[1], que incluye imágenes tomadas entre las 11.00 y las 13.00 horas de hoy.

En el vídeo (0’10’’) se aprecia cómo las colas sobrepasan la rotonda situada a la altura del hotel AC La Línea, en la confluencia de la avenida de España con la calle Santa Marta, situada a 1,6 kilómetros de la frontera. Las hileras de coches, sin embargo, llegaron a alcanzar las inmediaciones de Campamento, a más de 2 kilómetros de la frontera, en los momentos de máxima espera.

A pesar de tratarse de horas punta de tráfico, solo había un carril habilitado para entrar a Gibraltar de los dos carriles existentes para acceder al Peñón. Tal y como muestran las imágenes al final del video, estaba en funcionamiento solo el carril situado a la derecha, mientras que la vía de la izquierda, aunque señalada con un una flecha en verde, permanecía cerrada.

La espera no solo afectó a trabajadores y turistas, sino también a comerciantes locales, como se aprecia en el 2’00’’. Algunos conductores afirmaban haber esperado más de dos horas desde un punto de la cola en el que el cruce de la frontera quedaba aún lejano debido al lento avance de los vehículos.(2’10’’).

Durante la mañana de hoy también se han producido colas peatonales hasta una hora desde

El Viceministro Principal, Joseph García, ha lamentado el perjuicio que las esperas ocasionan al turismo, a las personas que cruzan la frontera a diario para trabajar en Gibraltar y a las empresas de ambos lados de la frontera. En opinión de García, las colas peatonales y vehiculares “ponen de manifiesto que el nuevo cruce fronterizo, cuya puesta en marcha España no ha coordinado con las autoridades británicas y gibraltareñas, obviamente adolece de serios defectos ya que en vez de aliviar el paso lo está entorpeciendo