El videomarketing: un mercado con proyecciones positivas incluso más allá del 2030

0
195

La realización audiovisual se cuenta hoy entre las estrategias más efectivas de marketing digital. Los videos captan la atención del público y, bien aprovechados, representan una ventana para hacer llegar información de manera efectiva. Son numerosos los recursos que pueden usarse para llamar la atención de potenciales clientes mediante un video corto en redes sociales.

Pero no solo está presente en esta forma de vender e informar. El video marketing se proyecta como una rama del mercadeo que las empresas explotarán y el público consumirá, al menos, durante los próximos diez años. La pregunta, entonces, no es si seguiremos viendo videos online acerca de nuestros productos y marcas favoritas. No. Sino ¿qué innovaciones traerá el marketing audiovisual en cuanto a formatos y contenidos para el futuro próximo?

De forma tal que, si tienes un negocio propio, eres emprendedor o planeas ofrecer algún servicio, hacerte con un buen editor de videos online es una gran idea. Para empezar, no necesitarás más que eso, junto a tu teléfono móvil y algo de práctica.

¿Por qué optar por el videomarketing en el futuro cercano?

Las razones por las cuales el videomarketing en línea es y seguirá siendo tan popular son diversas. Un video puede servir para educar, entretener, aumentar ventas, mejorar la percepción de la marca, entre otras funciones.

Durante la cuarentena ocasionada por la emergencia sanitaria de 2020 y 2021, se incrementó significativamente el consumo de contenido multimedia en línea. Además, su uso se afianzó en el sector educativo y económico. Muchas empresas se vieron forzadas a dar el paso definitivo a la digitalización de operaciones.

Los videos online gustan a todos

Junto a los podcasts, los videos son el formato más consumido por el usuario común en la web. Poco a poco estos han desplazado a los blogs para estar al día con lo que pasa en el mundo y la opinión de otros. También para divertirse. No en vano la red social con más crecimiento porcentual en 2020 fue justamente TikTok, que se compone únicamente de videos. Los tik tokers se incrementaron de 500 millones a 800 millones el año pasado.

Diversas investigaciones han arrojado que al menos el 90% de quienes se conectan a internet en el mundo, miran videos regularmente. Y el compartir piezas audiovisuales con amigos conforma más del 80% del tráfico de internet actual, según estudios de HubSpot. Dichas cifras se proyectan al alza para los próximos años. Las plataformas de streaming y las redes sociales son ahora las fuentes principales de entretenimiento, sustituyendo a la TV ante nuestros ojos.

Optimizan la transmisión de información

Este es uno de los motivos principales para elegir videos a la hora de hacer publicidad online. Como es capaz de presentar simultáneamente imágenes, sonidos y subtítulos, un video corto es todo lo que hace falta para mostrar identidad y valores, explicar la fabricación de un producto, dar voz a usuarios satisfechos y mucho más.

El material audiovisual es idóneo para suministrar más información y generar mayor impacto en el espectador en un minuto, respecto a un texto de igual tiempo de lectura. Para hacerlo aún más dinámico, basta con añadir música, animaciones, elementos gráficos, stickers, memes, efectos u otros recursos pop. Ojo, expertos en marketing digital señalan que los segundos iniciales son claves para atrapar (o no) a la audiencia.

Diversidad de contenidos y usos posibles

Hay muchos tipos de videos que pueden conformar una campaña publicitaria. La implementación de uno u otro dependerá de los objetivos iniciales.

Las tendencias actuales apuntan a la producción de contenido educativo, “real” y de valor. Desde hace unos años el enfoque de la publicidad online se ha orientado hacia las personas en lugar de los productos. Pero ahora y en el futuro, el protagonismo de las campañas pasa de los individuos, a la sociedad y el medio ambiente. En tal sentido, el consumo ético será el porqué del mañana. Los videoblogs son ideales para estos fines.

Es comparativamente económico y sin residuos

Un informe publicado por Hootsuite en 2020 señaló que el 49% de la población mundial usa redes sociales. Es un público enorme al que se puede llegar al instante, desde casa, sin imprimir ni generar basura.

Para quienes recién inician con un proyecto de ventas personal, los videos son una solución publicitaria. Basta con contar con un editor online como Clipchamp, apto para profesionales y lo suficientemente intuitivo para novatos en post producción audiovisual.

Lo que se espera para la próxima década

Dado el avance cada vez más acelerado de las telecomunicaciones, todos estamos atentos a lo que traerá el mañana. De lo que sí estamos seguros es de que el internet móvil seguirá siendo el rey de la conectividad. Las innovaciones venideras en el mundo del social media y el marketing digital, estarán orientadas principalmente a la visualización en pantallas de celulares.

El 6G y las experiencias de realidad extendida

Las proyecciones de Samsung, reveladas en The Next Hyper-Connected Experience for All (2020), indican para finales de la década en curso estaremos asistiendo a la implementación de la tecnología 6G en la telefonía móvil. Esta permitirá una velocidad de datos 50 veces mayor a la 5G, dando paso al intercambio de presentaciones holográficas o “realidad extendida”. Hasta entonces los videos seguirán siendo reyes de la transmisión de información en línea.

Voces calificadas y contenido auténtico

Como parte de las estrategias de divulgación, se espera que los micro influencers se transformen en las fuentes más confiables. Cada vez miraremos menos el número de seguidores y likes en redes sociales, hasta su desaparición como criterio de importancia en el mundo del social media. Elegiremos la cercanía y autenticidad en el contenido. Esto quiere decir que la publicidad tendrá como referentes a personas comunes y especialistas, por encima de famosos.

La transformación de las plataformas

Las redes sociales seguirán el curso de la personalización, con algoritmos cada vez más perspicaces. Se proyecta asimismo la incorporación de mayor cantidad de opciones para presentar contenido con sello personal: editores de video e imágenes online, posibilidades de colaboración entre autores, etc.

Por otro lado, la publicidad seguirá presente, pero se consumirá de manera consciente. El público es cada vez más exigente e instruido en cómo funciona la mercadotecnia. Se apunta a educar al espectador sobre la importancia de apoyar a las marcas viendo y compartiendo los anuncios. Para ello será necesario que estos cumplan ciertos estándares de calidad visual, con contenido socialmente relevante.

 

 

 

Dejar respuesta