El alcalde de San Roque pide a Dastis que se negocie con Londres la implantación en la comarca de empresas mixtas hispano-gibraltareñas

0
120

El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, ha solicitado al ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, que en la negociación bilateral entre España y Reino Unido sobre el bréxit se contemple la creación de actividades económicas en el Campo de Gibraltar con capital mixto español y gibraltareño. El primer edil ha hecho esta propuesta en la reunión que ha tenido lugar hoy, miércoles, en Madrid.

Además del regidor sanroqueño y de Dastis, participaron en dicho encuentro los otros seis alcaldes de la comarca, el presidente de la Mancomunidad de Municipios, Luis Ángel Fernández, el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, y otros responsables del Gobierno Central.

Ruiz Boix ha agradecido “la posición dialogante del actual ministro en lo referente a Gibraltar, que coincide con la de la mayoría de los vecinos de la comarca, y que se aleja mucho del anterior gobierno y, en especial, del talante que mostró su antecesor José Manuel García Margallo”. En cualquier caso, no ocultó su “inquietud” porque en las primeras negociaciones entre la Unión Europea y el Reino Unido “se ha dejado aparcado el tema de Gibraltar, que ni siquiera se ha mencionado”.

Explicó Ruiz Boix que cuando se dirigió al ministro “en primer lugar le agradecí la invitación a este encuentro y el que nos haya trasladado información sobre la primera fase de las negociaciones entre Bruselas y Londres. Dastis nos ha confirmado que para el 29 de marzo de 2019, cuando se materialice la salida del Reino Unido de la UE, debe haberse negociado anteriormente un periodo transitorio donde se mantenga un estatus similar al existente hoy, y luego se negociará el estatus definitivo”.

“Es verdad -continuó- que resulta también muy tranquilizador que en esta primera fase se hayan sentado las bases en lo relativo a los miles de trabajadores españoles que atraviesan cada día la Verja, ya que los ciudadanos comunitarios no vamos a perder derechos debido al bréxit. También es de aplaudir el compromiso del ministro en negociar la mayor fluidez posible en el tránsito de la frontera gibraltareña”.

“En cuanto a mi propuesta -detalló- queremos que se establezcan unas medidas similares a las que se recogen en otros acuerdos bilaterales ya vigentes, como el que tienen España y Marruecos, en el que se fomentan empresas de capital mixto hispano y del país en cuestión, que permiten que empresas españolas operen en dichos países a cambio de otros beneficios para España, como ocurre con Marruecos con la cuota pesquera. En este sentido, resultaría muy interesante para ambas partes que en la negociación con el Reino Unido se promovieran las iniciativas empresariales conjuntas de capital mixto gibraltareño y español. Eso sí, mayoritariamente ubicadas en suelo campogibraltareño”.

Para Ruiz Boix “existe interés por parte del empresariado gibraltareño en invertir en nuestra comarca, donde disponen de espacio e infraestructuras para llevar adelante sus negocios. El problema principal han sido las trabas derivadas de los desencuentros entre ambas partes a nivel gubernamental. Un acuerdo en el que se recogiera esta cooperación económica conjunta sería muy beneficioso, especialmente para una comarca tan necesitada de nuevos negocios que creen riqueza y empleo”.

El alcalde no dejó de agradecer “el compromiso del ministro Dastis de estudiar esta propuesta. Espero que los negociadores españoles la tengan en cuenta en las reuniones de carácter bilateral con el Reino Unido”.

El primer edil indicó que “estamos a la espera de buenas noticias en enero, cuando tenga lugar la comisión interministerial en la que, como nos explicaba Dastis en su reciente carta a los alcaldes, se evalúen las propuestas que le presentamos en septiembre cuando visitó el Campo de Gibraltar”. En cualquier caso, para Ruiz Boix “es una alegría constatar el cambio de talante en el Gobierno Central respecto a la cuestión de Gibraltar. Estamos seguros de que el carácter dialogante de Alfonso Dastis traerá más beneficios a la comarca que la cerrazón de su antecesor, que sólo generó problemas, especialmente para los trabajadores transfronterizos”.