Arranca en Marbella la 4ª Marpoética con una defensa de la poesía actual

0
256

“La literatura o es poesía o no es literatura”. Con esta frase del escritor gallego Manuel Rivas arrancó anoche la cuarta edición de Marpoética, el festival de poesía que impulsa la delegación de Cultura del Ayuntamiento de Marbella. Lo hizo en el teatro de la ciudad, con un patio de butacas lleno dentro de las limitaciones marcadas por la situación sanitaria y en un ambiente especial, cargado de metáforas y ecos literarios y flamencos, pues, junto a Rivas, la otra gran protagonista de la noche fue la cantaora Carmen Linares. La artista jiennense, leyenda viva del flamenco actual, ofreció un recital en el que comparecieron los versos de Juan Ramón Jiménez, Federico García Lorca, Rafael Alberti, Miguel Hernández o Francisca Aguirre. “Amo la poesía y estoy muy agradecida a todos los poetas que tanto nos dan con su palabra”, dijo la cantante en un momento de su actuación, que concluyó con el público puesto en pie y con un larguísimo aplauso.

La reivindicación de la poesía y de la palabra como algo necesario en tiempos complicados estuvo presente desde el inicio del acto, cuando la directora general de Cultura del Ayuntamiento de Marbella, Carmen Díaz, realizó la presentación institucional de Marpoética. “No creo que la lectura y la poesía nos hagan mejores, porque solo la bondad lo hace, pero sí que pienso que nos salva en un mundo marcado a menudo por la maldad y la crueldad”, explicó. La responsable municipal tuvo además un recuerdo para uno de los padrinos de la primera edición del festival, José Manuel Caballero Bonald, cuya hija Julia se encontraba entre el público. También para Francisco Brines, otro autor de la Generación del 50 recientemente fallecido y al que se recuerda en esta edición. Díaz afirmó que Marpoética es “un festival consolidado” y se mostró “muy orgullosa de Marbella” por haberse convertido en uno de los principales focos de divulgación y reflexión de la poesía española. “Las dos cosas que nos reconcilian con el ser humano y nos salvan son el amor y el arte y la poesía ocupa un lugar principal, nombrando el mundo por primera vez y lo hace con música y con la exactitud y perfección de un teorema matemático”, señaló.

Tras su intervención, se descubrió la espectacular escenografía de la gala inaugural, en la que destacó una enorme ballena que colgaba del techo y que presidió la charla entre el director de Marpoética, el escritor y periodista Antonio Lucas, y el narrador y poeta Manuel Rivas. El autor gallego, al que Lucas definió como “un contrabandista de géneros”, leyó algunos de sus versos, cargados de juegos de palabras, de sensibilidad y de memoria personal. El autor de novelas como “El lápiz del carpintero” y de relatos tan conocidos como “La lengua de las mariposas” destacó la necesidad de crear espacios para la poesía como Marpoética y recordó que toda literatura debe ser poesía, pero no entendida como algo “ornamental o decorativo”. La defendió por contra desde su etimología original como “la búsqueda de la verdad” y como “la célula madre de la literatura en torno a la que gira todo en círculos concéntricos”. El escritor gallego describió con humor como la poesía llegó a su vida a través de su madre y explicó el mundo de palabras que envolvía a sus abuelos, uno de ellos muy hablador y el otro especialmente silencioso. “La poesía me ha salvado de mirar para otro lado, de la indiferencia, porque la poesía te compromete”, explicó el escritor, que de las palabras dijo que “tienen el andar del vagabundo y van pisando en la luz y en la oscuridad, en la vida y en la muerte, mientras miran al horizonte e incluso pueden ser proféticas”.

La noche inaugural de Marpoética concluyó con la actuación de Carmen Linares, que estuvo acompañada en su espectáculo por su hija, la actriz Lucía Espín. Ambas compusieron un espectáculo de fusión plena entre poesía, flamenco y arte escénicas, desde el poema de Francisca Aguirre con la que se abrió el recital hasta el último martinete que entonó Linares en adaptación del poema “Con tu voz” de Juan Ramón Jiménez y que puso al público en pie. También comparecieron en la actuación el “Llanto por Ignacio Sánchez Mejías” o el “Vuelta de paseo” de Lorca y “Andaluces de Jaén” de Miguel Hernández. Carmen Linares adaptó igualmente el “Se equivocó la paloma” de Alberti o el “Moguer” de Juan Ramón, mientras que Espín recitó con un fuerza muy especial el poema antológico “Distinto” del gran poeta onubense.

Todos esos condimentos hicieron de la noche inaugural de Marpoética un momento especial, luminoso, que continuará hoy en la Biblioteca Central Fernando Alcalá con una segunda sesión titulada “Decir el margen” y en la que participan el escritor granadino Luis Muñoz, el navarro Hasier Larretxea y el cordobés Raúl Alonso. El lunes continuará el festival con el inicio del ciclo Palabra del Mar, que reúne durante toda la semana a la poesía joven española bajo coordinación de Javier Vicedo, y con una sesión llamada “La poesía verdad o ficción” que protagonizan Ada Salas y Juan Bonilla y modera el periodista y escritor malagueño Pablo Bujalance. A lo largo de la semana está prevista la presencia de otros grandes autores de la poesía española actual como Aurora Luque, Olvido García Valdés o Guillermo Carnero. La clausura le corresponderá al escritor vasco Bernardo Atxaga y a la cantante salmantina Sheila Blanco. Marpoética mantiene abiertas además varias exposiciones bajo el denominador común de la poesía en la Biblioteca Fernando Alcalá, una de ellas promovida por el Museo del Grabado Español Contemporáneo (MGEC).