El Ayuntamiento de Casares asume la finalización del edificio de calle Camacha ante el abandono del Plan Qualifica

0
90

El Ayuntamiento de Casares ha optado por asumir todos los proyectos de finalización del edifico de calle Camachas, teniendo en cuenta la inactividad del Plan Qualifica que ha dejado de tener el respaldo económico del Estado y la Junta de Andalucía.
La intención del equipo de gobierno, revela el concejal de Infraestructura, Guzmán Ahumada, es hacerse cargo de la acometida eléctrica y el saneamiento para poder abrir las instalaciones, que cuentan con 5 plantas de aparcamientos que albergan 128 plazas y un edificio en la zona superior de dos plantas de 300 metros cuadrados cada una.
La intención es que la zona de aparcamiento pueda abrirse de forma provisional para estas Navidades, mientras el Ayuntamiento continua trabajando para la ejecución de la obra complementaria de saneamiento, y que se pueda inaugurar todo el edificio.
Desde el Ayuntamiento se tienen previstas las formulas de funcionamiento tanto provisional como definitiva de esta zona de aparcamiento, para lo que Ahumada está manteniendo esta mañana encuentros con los representantes de la oposición a los que está explicando las normativas previstas.

Suministro eléctrico y saneamiento
Según ha informado el concejal, el edificio contará próximamente con suministro eléctrico, para lo que se ha alcanzado un acuerdo con Endesa con el compromiso de unir el transformador del Peñón Roao con el del Puerto de la Cruz.
Para ello, la constructora del edificio (Sando) se hace cargo del cableado e instalación de torretas, mientras el Ayuntamiento acomete una obra de soterramiento entre Puerto Lugar (a la altura del Restaurante Laura) y La Arquita con una inversión de 50.000 euros.
En cuanto al saneamiento, desde el Consistorio se está realizando las gestiones necesarias con el Plan Qualifica y la Consejería de Turismo para que le cedan la obra complementaria de saneamiento, una trámite necesario para que el Ayuntamiento pueda asumir este proyecto imprescindible para abrir el edifico de forma definitiva.