El Ayuntamiento de Marbella negocia con el Gobierno central que los bienes incautados por causas judiciales por corrupción reviertan en equipamientos e inversiones

0
134

La alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, ha anunciado hoy que el Ayuntamiento negocia con el Gobierno central para que los bienes incautados de los procedimientos judiciales por corrupción, como los casos ‘Malaya’ o ‘Saqueo’, reviertan en la ciudad en forma de “equipamientos e inversiones”. La regidora, que ha sido la protagonista del Foro Empresarial Lidera Málaga que organiza Diario Sur, celebrado en el Hotel AC Málaga Palacio, ha recordado que actualmente el acuerdo solo permite que estos bienes sirvan para saldar deuda de Seguridad Social y Hacienda.

“Estamos negociando, con el apoyo de la administración judicial, la Fiscalía y el propio Ministerio de Hacienda, para que algunos de esos bienes incautados puedan servir como equipamientos para Marbella y haremos todo lo posible para que la ciudad empiece a recuperar parte de su patrimonio”. Entre estos bienes, la primera edil ha señalado la finca de La Caridad, que podría albergar “un gran equipamiento deportivo” para el municipio.

Muñoz ha realizado en el foro un balance positivo de los primeros 70 días de gestión del actual equipo de Gobierno. “Han sido dos meses intensos de trabajo para comenzar a sacar al Ayuntamiento de la parálisis al que había sometido el anterior Ejecutivo a la institución y a los servicios públicos”, ha afirmado Muñoz, quien ha lamentado “los niveles tan bajos de ejecución presupuestaria con los que nos hemos encontrado”.

Ha detallado, en este sentido, que en materias como obras la ejecución solo rondaba el 30 por ciento, y que en deportes bajaba hasta el 15 por ciento. En general, la ejecución presupuestaria “no superaba el 60 por ciento”, ha indicado la alcaldesa, quien ha reprochado que “áreas tan claves como urbanismo estaban paralizadas o que nos encontráramos nada más llegar más de 1.500 facturas de delegaciones en los cajones”, extremo que ha llevado al Consistorio “a destinar más de 13 millones de euros a hacer frente al pago a proveedores, devolviendo de nuevo el plazo medio de pago a los límites que establece la ley”.

En el capítulo presupuestario, ha destacado la vuelta a la “normalidad” para el ejercicio de 2018, con el inicio del procedimiento que permitirá aprobar las cuentas este ejercicio para que entren a vigor a principios del año que viene. Concretamente, en el día de hoy, tras la aprobación el lunes en Junta de Gobierno Local, se someten a debate en las comisiones informativas y mañana viernes se aprobarán de forma inicial en el Pleno. “Esto contrasta con los dos ejercicios anteriores en los que los presupuestos se aprobaron a mitad de año”, ha indicado.

“Esto es una garantía y una seguridad a todos los niveles, con un compromiso claro por los servicios públicos”, ha asegurado la regidora, quien se ha referido también a la gestión en estos dos meses en el área urbanística. “Frente a la parálisis del anterior Gobierno, que llegó incluso a cerrar la Oficina de Atención al Ciudadano, el Ejecutivo actual no solo la ha abierto, sino que ha aprobado el texto refundido del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 1986 y en el próximo Pleno adoptará las normas urbanísticas, que darán respuesta a miles de familias de Marbella”, ha subrayado Muñoz, quien ha avanzado que la hoja de ruta urbanística pasa por que el nuevo Plan General se pueda aprobar en 2019.

“Tampoco podemos olvidar nuestro liderazgo turístico y de ahí nuestro interés en presentar una buena candidatura para la Copa Davis, que albergaremos en el mes de febrero, y demostrar que somos una ciudad capaz de organizar grandes eventos internacionales”, ha apuntado la primera edil, recordando que 2018 será un gran año desde el punto de vista del deporte y la promoción con citas como el Ironman o la Vuelta Ciclista a España. Además, ha subrayado que Marbella no “puede perder más oportunidades” en referencia a “subvenciones perdidas” por el anterior Ejecutivo como “el millón de euros de Diputación, las ayudas para el Museo del Grabado o las embarcaciones quitanatas”. “El trabajo de nuestro actual Gobierno va a permitir que podamos recuperar una subvención europea de eficiencia energética para el alumbrado público de 10 millones de euros y nos vamos a presentar de nuevo para conseguir 15 millones de los fondos EDUSI”, ha manifestado.

Por último, ha recordado los proyectos pendientes que tienen el resto de administraciones públicas en nuestra ciudad. “Desde la Junta de Andalucía hay una gran deuda con Marbella, que tiene los mejores equipamientos privados pero cuenta con un gran déficit de infraestructuras públicas en materias de salud, educativa o de justicia”, ha señalado la alcaldesa, quien ha pedido al Gobierno autonómico “no solo inversiones, sino también apoyo y lealtad”. Con respecto al Gobierno central, ha apuntado que “desde un principio se mostró receptivo con Marbella con medidas como la renegociación de la deuda de Seguridad Social y Hacienda, que nos salvó de la quiebra, o la ejecución del soterramiento de San Pedro Alcántara”. “No obstante, seguiremos reclamando que siga cumpliendo con proyectos como el tren litoral, las actuaciones en la A7 o la estabilización de las playas, que ya está encaminada”, ha añadido Muñoz.