El Ayuntamiento de Marbella seguirá adelante con el servicio de recogida de animales abandonados pese a la polémica

0
234

El concejal de Sanidad, Carlos Alcalá, ha reiterado hoy que el servicio que el Ayuntamiento ha sacado a licitación para el tratamiento de los animales abandonados “es el mismo que se viene prestando desde hace 12 años, incluidos los dos ejercicios en los que gobernaron PSOE e Izquierda Unida, y se rige por la normativa andaluza del sector” y ha subrayado que la Triple A seguirá atendiendo a los perros y gatos “al igual que hasta ahora”.

Alcalá ha afirmado que el pliego actual “es una continuidad de los contratos que se han firmado en los últimos años y que se basan estrictamente en la normativa de la Junta de Andalucía, que data de 2003, que es la que establece los plazos que han creado una polémica artificial por parte de los grupos de la oposición, que nunca criticaron este servicio cuando dirigían el Ayuntamiento”. “No se entiende el revuelo que ha generado ahora si es lo mismo que se ha firmado en los últimos ejercicios”, ha apuntado el edil, que ha resaltado que “desde el Ayuntamiento queremos dejar claro que para el caso de las mascotas domésticas, y en concreto perros, gatos, hurones y cerdos vietnamitas, existe un acuerdo aparte con la Triple A para el tratamiento de estos animales”. Un convenio de colaboración que, según ha explicado, se firmó el pasado mes noviembre de 2017 por parte de la entidad y el Consistorio, que trabaja ya en el borrador del acuerdo para el presente ejercicio.

En este sentido, se ha realizado un anuncio en la delegación de Sanidad para puntualizar que el tratamiento de estas mascotas “se mantiene bajo el mismo protocolo a través de la Triple A”, ha señalado el concejal, quien ha vuelto a aclarar que “la única novedad en este momento es que, por imperativo legal, el servicio no se puede seguir prestando a través de contratos menores encadenados, sino por medio de un contrato mayor”. Por último, ha asegurado que “la cuestión de fondo del ataque político por parte de los grupos de la oposición se basa en la normativa autonómica”, por lo que ha insistido “en la necesidad de abrir un debate para modificar dicha legislación”.

De paso arremetió contra los partidos políticos que han criticado la privatización del servicio. A la concejala de IU, Victoria Morales, la acusó “de montar todo el revuelo…IU es un partido residual en Marbella y que no tiene expectativas de que vaya a sacar algún concejal en las próximas elecciones ( ¿?)”. Del PSOE reseñó “que la fue concejala de Sanidad al principio del mandato, Ana Isabel González, la que adjudicó a dedo un contrato menor a la empresa Paraíso…”. De Ciudadanos (Cs) aseguró “que sus críticas obedecen a una ignorancia total y absoluta de la ley. Es más, uno de sus afiliados, Ángel Mora, es una persona que antes estaba en el PP y está poco contenta de haber salido”.