Azahara Muñoz a 9 golpes de la cabeza y Noemí Jiménez supera el corte en el Estrella Damm Mediterranean Open

0
185

Carmen Alonso ha pedido paso para convertirse en actriz principal de un intensísimo Estrella Damm Mediterranean Ladies Open, que alcanzado su ecuador se revela por segundo año consecutivo como competición de altos vuelos.

La golfista vallisoletana, muy acertada durante la primera ronda, elevó incluso su rendimiento en los segundos 18 hoyos a la categoría de excelso, el calificativo que mejor se ajusta para describir una vuelta de 65 golpes (6 bajo par) que le permiten aspirar a todo en un torneo donde la competencia –“¡menudas jugadoras hay también a mi alrededor”, decía con sincera humildad Carmen Alonso!”- es máxima.

La española, segunda clasificada con 36 hoyos por delante, aplicó un planteamiento auténticamente cartesiano a su juego, máxima concentración y esfuerzo en todas sus acciones, independientemente del resultado, donde el desaliento no tiene cabida.

“Puedo fallar, pero no será porque no lo intento hacer bien, luchando a tope en cada golpe”, explicaba quien, sin embargo, apenas encontró fango en sus acciones -solo un bogey en el hoyo 4-, sino alfombra verde en la práctica totalidad de sus golpes para completar una vuelta tan buena como ilusionante, siete birdies repartidos casi a partes iguales entre la primera y la segunda vuelta del bello recorrido del Club de Golf Terramar.

El resultado del esfuerzo, 65 golpes, perfectamente reflejado en el sonriente rostro de Carmen Alonso –“la clave está en la mente”, añadía con pleno convencimiento-, permitió a la española auparse hasta una más que merecida segunda plaza, gozando incluso durante muchos minutos de la condición de líder del torneo.

Su privilegiada posición sufrió sin embargo el contumaz ataque de numerosas rivales de categoría más que contrastada -la alemana Caroline Masson, la india Aditi Ashok, la checa Klara Spilkova…-, propuestas agresivas incapaces de superar a la española a excepción de Anne Van Dam, ya protagonista estelar en la primera jornada, cuando acabó en la casa club con una sobresaliente tarjeta de 64 golpes.

La holandesa, todo garra e inspiración, volvió a repetir tan contundente resultado, aprovechando de paso el desfallecimiento de Celine Herbin, incapaz de mantener el soberbio rendimiento que le llevó a los altares con una primera vuelta de 62 golpes. La francesa, más discreta en esta segunda ocasión, se tuvo que contentar con una ronda de 71, circunstancia aprovechada por las citadas Carmen Alonso y Anne Van Dam, que certificó su segunda sensacional actuación durante las horas de la tarde.

Inspirada por la luminosidad del sol, el azul del mar y el intenso verde del Club de Golf Terramar, Anne Van Dam consumía los hoyos con una voracidad impactante, arañando golpes al campo -con mención especial para 4 birdies entre los hoyos 6 y 10 y para uno más, el séptimo, en el último hoyo- a velocidad de vértigo, una resta continua que concluyó en la mesa de entrega de tarjeta con una impresionante cartulina de 64 golpes.

Carmen Alonso, tranquila, a cuatro golpes, asistía como espectadora de lujo a la exhibición de la holandesa. Nos veremos las caras en las dos siguientes rondas, expresaba con la mirada sin decir palabra.

CLASIFICACIÓN (tras la segunda jornada)

1.- Anne Van Dam (Holanda) 128 (64+64)

2.- Carmen Alonso (España) 132 (67+65)

3.- Celine Herbin (Francia) 133 (62+71)

+.- Caroline Masson (Alemania) 133 (68+65)

15.- Azahara Muñoz (España) 137 (67+70)

Azahara y Carlota, en el grupo de seis españolas que juegan durante el fin de semana

Además del brillante papel que está realizando Carmen Alonso, los aficionados tendrán más jugadoras españolas que animar este fin de semana en el Estrella Damm Mediterreanean Ladies Open. La malagueña Azahara Muñoz no completó, a pesar de su buen juego, una segunda jornada brillante, si bien sus 70 golpes (-1) le permiten estar en la zona alta, en concreto en el puesto decimoquinto, con -5. Por su parte, Carlota Ciganda finalizó con -2 (-3 al total) para situarse en el puesto 25, todavía con opciones aunque más lejos de Anne Van Dam, la misma posición que ocupa Luna Sobrón, un cuarteto de españolas al que se suman, para disputar las dos últimas jornadas tras superar el corte, Noemí Jiménez (-1) y Mireia Prat (-1)