Casares, Manilva, Estepona y Mijas en el top 50 de peor reputación en Internet por su actividad inmobiliaria

0
125
La lista según Eliminalia

El nuevo informe Net Index Eliminalia publicado hoy revela que persiste en internet mucha información negativa sobre determinadas promociones y directivos relacionados con la burbuja inmobiliaria en España. Según este barómetro de huella digital, en lo que va de año y coincidiendo con el repunte de la actividad inmobiliaria, ha crecido en España un 41% el número de empresas y personas del ámbito de la construcción que han encargado borrar informaciones negativas en internet que perjudican su reputación.

Entre el colectivo destacan las promotoras inmobiliarias relacionadas con escándalos urbanísticos, corrupción o atentados medioambientales, y los instaladores a los que se acusa de falta de cualificación y la mala calidad de los materiales utilizados. Las quejas se centran sobre todo contra empresas de cerramientos y aislamientos térmicos, y contra industriales de colocación de tabiques pladur, parquets, ventanas, persianas y cañerías.

También han crecido las solicitudes para borrar datos en internet por parte de ingenierías y despachos de arquitectura. Igualmente destacan las acusaciones vertidas en internet por industriales del sector que acusan a determinadas promotoras de su quiebra y ruina.

Los cinco términos negativos más utilizados en internet relacionados con estos perfiles son ‘pufo’, ‘pifia’, ‘chapuza’, ‘engaño’ y ‘birria’.

Respecto al ranking de los 50 municipios donde las quejas online son más numerosas, destacan determinadas promociones realizadas en las provincias de Castellón, Lleida, Málaga, Murcia y Toledo, territorios que en buena medida coinciden con determinadas operaciones inmobiliarias donde se ha producido la mayor especulación en los últimos años.

Para el fundador de Eliminalia, Dídac Sánchez, “con la recuperación este año del sector inmobiliario estamos viendo un aumento muy importante de borrado de datos en internet. Las empresas y algunos directivos del sector ven que la mala fama online puede lastrar su imagen en un momento en que necesitan hacer borrón y cuenta nueva”.