Casares registra un leve incremento de la producción de basura en 2020 por el aumento de la población

0
151

El municipio de Casares generó durante 2020 un total de 4.365,620 toneladas de basura, lo que supone un incremento del 1,66% con respecto a las 4.294,300 toneladas que se recogieron durante el 2019.
A pesar de que los residuos se redujeron durante el confinamiento, finalmente el balance anual deja un ligero incremento. La producción de residuos fue menor que el año anterior en los meses de enero, febrero, marzo, abril, mayo, octubre y noviembre, pero se incrementó en junio, julio, agosto y diciembre.

Según ha explicado el delegado de RSU en la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental, Juan Luis Villalón, Casares ha superado la media de la comarca, donde la producción de residuos se ha reducido considerablemente. Esta situación se debe principalmente al aumento de la población que ha registrado el municipio durante el pasado año.
La bajada más notoria se ha registrado en el papel y cartón, donde los vecinos de Casares han generado 130.157 kilos de residuos, lo que supone un 16.85% menos que en 2019, cuando el municipio recicló 156.533 kilos de estos desechos. Hay que tener en cuenta, que estos datos no contabilizan los residuos de las últimas semanas y en Navidad se genera casi el 25% del reciclaje de papel y cartón de todo el año.

También se ha reducido, aunque muy levemente, la producción de residuos de envases ligeros, que ha generado 11.494 kilos de basura lo que supone un 0,55% menos que el año anterior.
“Hacemos un balance muy positivo, porque estos datos indican que en Casares sigue habiendo actividad y por eso se siguen generando residuos”.

En la Costa del Sol la producción de basura ha caído casi un 15%, en total la comarca ha generado durante el pasado año 309.460,088 toneladas de basura frente a las 363.209,622 del año pasado. Los envases ligeros se han reducido un 1.49% y el reciclaje de papel y cartón se ha desplomado casi un 20%. Según ha indicado Villalón, esta caída se debe a la bajada de la actividad en la hostelería y el turismo que son los principales motores de la economía de la comarca y además, uno de los sectores que más residuos generan.
“Estamos en una comarca con una gran dependencia del turismo, el sector más castigado por la pandemia debido a la imposibilidad de desarrollar su oferta y a las restricciones que han mermado de manera clara y contundente la llegada de turistas”, ha concluido el delegado de RSU.

Dejar respuesta