CEPSA estima un incremento del 10% en el consumo de petróleo en 2030

0
112

Cepsa ha presentado en la Cámara de Comercio de Algeciras, ante un nutrido grupo de representantes del mundo económico, universitario, social y político de la provincia de Cádiz, su trabajo de investigación ‘Cepsa Energy Outlook 2030’ en el que ha analizado las tendencias de la sociedad y los hábitos de consumo en el mundo para esclarecer cómo será el mapa energético para el futuro año de 2030.

Según indica la compañía energética en un comunicado, ‘Cepsa Energy Outlook 2030’ es un trabajo de investigación que plantea cómo será el mapa energético en ese año, un documento que da respuesta a cuestiones como qué países y tecnologías atenderán en el año 2030 las demandas de combustible, cuál será el impacto de las medidas de eficiencia energética o cómo evolucionará la movilidad compartida frente a los vehículos privados, entre otros aspectos.

El director de Estrategia de Cepsa, Héctor Perea, ha sido el responsable de la presentación en la que ha señalado que “debemos manejar muchas incertidumbres que existen actualmente en el sector, como la penetración de las renovables, el coche eléctrico, las nuevas tecnologías en el sector de exploración y producción”.

“Para reflexionar sobre ello y comprender cómo se van a desarrollar estas tecnologías hemos elaborado Cepsa Energy Outlook, un completo estudio que nos servirá para desarrollar nuestra estrategia a largo plazo”, ha subrayado Perea.

Apuesta por impulsar la industrialización

En la presentación, el delegado de la Junta en Cádiz, Juan Luis Belizón, ha puesto de relieve que el Gobierno andaluz comparte con el sector industrial andaluz la apuesta por “impulsar la industrialización, como factor imprescindible del crecimiento económico de Andalucía, pero basado en un modelo energético sostenible”. “Nuestro objetivo es lograr un modelo energético más eficiente, diversificado, descarbonizado y estable”, ha destacado Belizón, quien ha insistido en que “tenemos que afrontar en próximos años la necesidad de aumentar el consumo energético a la vez de reducir las emisiones, y para combinar una mayor industrialización junto con la defensa de un modelo sostenible se nos exigen unas políticas comprometidas”. Entre ellas, el delegado ha hecho mención al Pacto por la Industria –a la que ya se han adherido más de 1.800 empresas, incluida Cepsa–, la Estrategia Energética de Andalucía 2020 o el proyecto de ley de Cambio Climático, que se encuentra en estos momentos en tramitación en el Parlamento Andaluz.

De igual modo, Belizón también ha agradecido a Cepsa el esfuerzo inversor y de investigación que realiza en Andalucía, que “es una muestra clara de la Responsabilidad Social Corporativa de esta empresa con la tierra en la que trabaja”.

Para la realización de este estudio, y siempre desde un punto de vista energético, Cepsa ha agrupado a las regiones del mundo de manera diferenciadora, en tres categorías teniendo en consideración aspectos como la regulación, la producción y el consumo de la energía. De este modo, Reguladores, Energizantes y Consumidores son las divisiones resultantes y su comportamiento ejercerá una influencia determinante en el mapa energético del futuro. Los Reguladores son aquellos países de la OCDE –excepto México– expuestos a un mercado energético regulado y que prevén una demanda de energía menor a la de otras regiones; los Energizantes son los líderes en la exportación de recursos energéticos –petróleo y gas– entre los que destaca América Latina, África, Oriente Medio y las antiguas repúblicas soviéticas; y los Consumidores son todos los países de Asia, dado el alto consumo energético que tendrán en el futuro. Además, Cepsa Energy Outlook 2030 examina cómo será la composición de la población y sus modelos económicos y hábitos de consumo en once capítulos dedicados a la tecnología y cómo seguirá revolucionando la sociedad, las tendencias de la movilidad en las grandes ciudades, el mapa energético global, la demanda y suministro de petróleo y el incremento de la demanda de productos químicos, entre otros.

Los vehículos eléctricos seguirán incrementado su presencia

Según ‘Cepsa Energy Outlook 2030’, los vehículos eléctricos seguirán incrementando su competitividad y presencia, si bien aquellos con motor de combustión seguirán en 2030 siendo mayoría con un 85 por ciento del mercado global. Igualmente, la demanda de petróleo se incrementará un diez por ciento pero crecerá a un paso más lento debido a la mejora en la eficiencia de los combustibles y a la incorporación de otras fuentes de energías. Este dato se explica con el previsible aumento de la clase media en los países de Asia mayoritariamente. Por su parte, las energías renovables proporcionarán más de la mitad del incremento de la energía eléctrica que se genere en los próximos 15 años, un hecho sin precedentes impulsado por el aumento de la penetración las energías eólica y solar.

El gas natural ocupará el segundo lugar, pero obtendrá un incremento de solo el uno por ciento en el mix de la generación eléctrica mundial, ya que se verá relegado frente a las energías renovables. Así, el mix de la energía de 2030 seguirá estando dominado por el petróleo, gas y carbón, si bien las renovables están ganando terreno muy rápidamente. Por otro lado, países como China e India, entre otros del continente asiático, liderarán la demanda energética superando los 1.770 millones de toneladas de crudo equivalente (Mtoe). De igual modo, los edificios y el transporte superarán a la industria en la demanda global de energía con un 58 por ciento (9.300 Mtoe) frente al 37 por ciento (6.100 Mtoe), respectivamente. En total, la demanda mundial de energía en 2030 será de 16.200 Mtoe. Con todo, la eficiencia energética que se alcanzará en los próximos años permitirá un importante ahorro en el total de la demanda de energía primaria.