Ciudadanos pone en evidencia “la falta de coordinación entre las Concejalías del Ayuntamiento de Marbella”

0
376

“Lo que pretenden vender como un error de la empresa que está llevando a cabo la iluminación de algunos edificios y monumentos de Marbella en realidad oculta la falta de coordinación entre la Concejalía de Obras y la de Cultura”. Son palabras de Francisco Gómez Palma, coordinador de Ciudadanos (Cs) en el municipio tras conocerse la paralización de los trabajos que se estaban llevando a cabo en la fuente de la Plaza de los Naranjos.

Afortunadamente y gracias tanto a los ciudadanos como a miembros de la asociación Cilniana, dedicada a la protección y conservación de nuestro patrimonio histórico, que fue quien alertó a la Concejalía de Cultura, los trabajos invasivos que se estaban realizando en esta fuente, que data del s.XVII o XVIII se han detenido a tiempo y ahora será la empresa encargada de dichos trabajos quien se encargue, a su costa, de reparar los daños producidos.

Lo grave de este suceso es que ha puesto de relieve el escaso nivel de comunicación que existe entre las distintas Áreas del gobierno local así como, el desconocimiento por parte de algunas de ellas del valor histórico de los elementos ornamentales del casco histórico, que, por otro lado goza de especial protección. Según Francisco Gómez, “la Delegación de Obras tendría que haber informado a la de Cultura de los trabajos que se iban a realizar a fin de que éstos hubieran sido supervisados para evitar que esto suceda”.

Se da la circunstancia de que, esta misma semana, el responsable de la formación naranja en Marbella, ha criticado el aumento de sueldo de seis directores generales del bipartito que, en el caso de Cultura fue definido como “sangrante” ya que, de un responsable con un sueldo de 40.000 € se ha pasado a dos con unos emolumentos de 70.000. Francisco Gómez se preguntaba entonces si esto era realmente “necesario” y, a este respecto ha declarado, “la cantidad de directores generales en este caso no tiene repercusión en el cuidado de nuestro patrimonio histórico y cultural pero si en el bolsillo de todos los vecinos”.

Por otra parte, y en relación con la citada iluminación de algunos edificios, ha criticado duramente la instalada en la fachada del Ayuntamiento, que en el día de ayer sorprendió e indignó a partes iguales a los marbellíes y sobre la que ha comentado que “en muchas ciudades europeas se proyectan luces de colores en momentos puntuales pero no podemos permitir que la fachada del edificio que alberga al Gobierno de la ciudad parezca una feria los 365 días del año”.