Concluyen los trabajos del plan de eficiencia energética en el pabellón deportivo La Lobilla( Estepona)

0
172

El Ayuntamiento de Estepona informa que ya han concluido las obras para llevar a cabo un plan de eficiencia energética en el pabellón deportivo de La Lobilla. Esta obra, financiada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), ha contado con una inversión de 59.672,86 euros (IVA incluido).
El proyecto ha incluido una rehabilitación integral de los soportes de energía de este equipamiento deportivo, lo que posibilitará que cada año se dejen de emitir más de 15 toneladas de CO2 a la atmósfera, además de reducir el consumo de electricidad en más de 40.000 watios, lo que supondrá un ahorro anual de más de 8.000 euros a las arcas municipales.
Así se han instalado placas solares para sustituir las resistencias eléctricas del acumulador anterior que provocaba consumos innecesarios de electricidad. Gracias a este sistema de placas solares se obtendrá el 60 por ciento de las necesidades que requiere este equipamiento deportivo. El resto de la demanda de energía se cubrirá con la instalación de una caldera de gas natural.
Además, se ha colocado un sistema de luces LED con potencia inferior al anterior sistema de lámparas incandescentes pero con una iluminación equivalente. En el caso de la pista, se ha diseñado un sistema de luces más eficiente que cumple las recomendaciones que ofrece el Consejo Superior de Deportes para que ‘La Lobilla’ pueda continuar acogiendo la celebración de eventos y competiciones.
Esta actuación se incluye dentro de un plan municipal que se hará extensible al resto de instalaciones deportivas. Así en fechas próximas el Ayuntamiento licitará los trabajos para seguir implementando este proyecto de eficiencia energética en el estadio Francisco Muñoz Pérez y los polideportivos Santo Tomás de Aquino, Las Viña y El Carmen.
La estimación de los técnicos es que una vez concluidas las actuaciones en todo los equipamientos públicos se dejarán de emitir cada año más de 60 toneladas de CO2 a la atmósfera, al tiempo que se conseguirá un ahorro anual de 30.000 euros.