CSSP acusa al tripartito de Marbella de “demagogia asustando con los presupuestos”

0
71
Así entregó CSSP la carta en el Ayto de Marbella( Foto de CSSP)

CSSP, la versión local de Podemos, ha emitido un comunicado donde alerta de “la utilización de los presupuestos como moneda de cambio y como arma de diferentes colectivos locales”.

En concreto, se refiere al argumento usado por el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Marbella para defender que, una anulación del presupuesto, supondría poner en peligro la devolución de la paga extra de 2012 a los funcionarios, la integración de los trabajadores de los OALES (Organismos Autónomos Locales) en la plantilla del Ayuntamiento o el millón de euros destinados a políticas sociales así como los tres millones para políticas de empleo.

Podemos Marbella-San Pedro recuerda que, en caso de prorrogarse los presupuestos de 2015, un pleno del Ayuntamiento siempre tiene potestad de hacer modificaciones presupuestarias para incluir las partidas correspondientes en cualquier momento del año mediante la fórmula de la transferencia de crédito (modificación de una partida por otra).

“Esto lo saben y por tanto solo podemos creer que quieren meter miedo y utilizar a colectivos como arma arrojadiza en las luchas políticas, de acuerdo a sus intereses de partido. Esto, el instrumentalizar los colectivos, nos recuerda a viejas prácticas que creíamos erradicadas con el cambio de gobierno del 24 de mayo” aseguran desde la formación.

Por otro lado, este partido, a cuyo consejo ciudadano (órgano ejecutivo) pertenecen los dos concejales de CSSP, recuerda que esta posibilidad “no es real, dado que los presupuestos de 2016 ya se han aprobado y ahora se trata simplemente de aprobar, o no, las alegaciones y enmiendas que se presenten”.

Podemos recuerda en su comunicado que la partida de un millón de euros para política social fue una enmienda del PP a una moción presentada por CSSP, los tres millones para políticas de empleo son una exigencia de CSSP y la devolución de la paga extra un mandato judicial, por lo que considera “poco adecuado que ahora el equipo de gobierno pretenda sacar pecho de estas medidas”.