Descubrir todos los atractivos de Perú

0
70

La arqueología, la magia y las bellezas naturales se conjugan en este país para ofrecer atractivos turísticos inolvidables que incluyen místicas y sorprendentes construcciones, montañas, cascadas, lagunas cristalinas y una arquitectura colonial que sorprende.
Es perfecta para los amantes del trekking y para los viajeros que aman las aventuras y el senderismo. Perú es más que Lima, El Cusco o Machu Picchu, y para comprobarlo hay que aceptar el reto a visitarlo y descubrir sus múltiples encantos.

Viajar a Perú y quedar marcado para siempre
¿Alguien sueña con viajar a Perú? La oportunidad de realizar este sueño es posible con estos paquetes de viaje a Peru , que incluyen destinos como Lima, Arequipa, Cusco, Puno y Machu Picchu. Uno de los más solicitados para familias es el Perú Espectacular, con estadía de 10 días a todo lujo.

Ofrecen itinerarios y paquetes más económicos, como un full day o paquetes con todo incluido, que incluyen visitas al Valle Sagrado o Cusco y Machu Picchu. Estos cumplen todas las expectativas de los apasionados de la cultura y la arqueología. Ninguno deja al visitante indiferente y usualmente marcan para siempre al turista, por las enriquecedoras experiencias y paisajes que deleitan la mirada.
La extraordinaria ciudad perdida de los incas
Una estratégica, aislada y muy elevada ubicación, unida al misterioso y enigmático significado para los antiguos incas, hacen de esta “ciudad perdida” uno de los destinos más hermosos y solicitados del mundo: Machu Picchu.

En 40 hectáreas de una cúspide montañosa se agrupan casas, templos, almacenes, escalera y bancales de irrigación, que fueron abandonados por los incas y engullidos por la selva. No aparece vestigio de su existencia en los meticulosos registros de los conquistadores españoles, y se mantuvo desconocido para los extranjeros, hasta que un niño de la zona guió al explorador norteamericano Hiram Bingham hasta su enclave y de allí el resto es historia que sigue sorprendiendo al mundo.

Ideal para practicar montañismo y senderismo
Algunas investigaciones sugieren que fue un retiro para la nobleza inca y que probablemente fue construido en el siglo XV. Es perfecto para practicar montañismo y senderismo, los turistas osados y atléticos suelen llegarse hasta la Puerta del Sol, de 500 años de antigüedad, o hasta Hayna Picchu. Muchísimos senderos fueron trazados por los incas en los 160 kilómetros del valle del Urubamba, que ofrecen inolvidables paisajes con flora y sorprendente fauna.

El Camino del Inca es otra maravilla para la que hay que estar preparado, porque se encuentra a más de 4.050 metros y la falta de aire causa problemas a algunos visitantes. Ollantaytambo y su formidable fortaleza, perfectamente conservada, sorprende al conservar los nombres de las calles, el sistema de irrigación y las casas originales en su meticuloso plan urbanístico.
Los placeres turísticos y gastronómicos
Comer en Perú es probar los sabores de su historia y comprender sus tradiciones y costumbres. Foodies y sibaritas disfrutan de sus platos, y hasta los veganos y vegetarianos consiguen opciones culinarias.

En la costa ofrecen cocina criolla y marina, esta última ofrece el imperdible y conocidísimo cebiche, el chupe de camarones o la leche de tigre, así como su cocina criolla ofrece platos como el ají de gallina o un arroz con pollo, con el que puede alimentarse una familia completa.
En la sierra, los platos más deliciosos se encuentran en los fogones donde trabajan manos curtidas, preparando platos como la pachamanca, la Ocopa arequipeña o la famosa papa a la huancaína que deleitan hasta los más exigentes paladares.

¿Cuál es la mejor época para viajar?
Si la intención es viajar al sur y su sierra, o a Cusco, la lluvia comienza a finales de noviembre hasta mediados de abril, y la temporada seca abarca desde el final de abril hasta octubre. Visitar Colca y Machu Picchu con un cielo despejado es ideal en la estación seca. El mes de agosto es el mes perfecto, pero tiene el inconveniente de que es temporada alta, por tanto los vuelos son más caros y hay demasiada afluencia de turistas que en momentos causa incomodidad.

Al finalizar septiembre y a comienzos de octubre es el momento perfecto, pues el tiempo aún está seco y el cielo muy despejado, y con la gran ventaja de que coincide con la temporada de vuelos baratos.

Añadir comentario