El Acuartelamiento Cortijo Buenavista de San Roque acogió los actos centrales del 50 aniversario del Grupo SAM

0
158

Un total de 104 civiles han jurado o prometido ayer fidelidad a la bandera de España en el acto central con motivo del 50 aniversario del Grupo SAM. Previamente, el Ayuntamiento rindió también homenaje a este grupo de artillería antiaérea con el descubrimiento de una placa en la rotonda de acceso al Acuartelamiento Cortijo Buenavista, sede del mismo.

El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, ha sido uno de los 104 civiles que participaron en la Jura de Bandera para personal civil, entre los que también se contaba el primer edil de La Línea, Juan Franco, y los concejales sanroqueños Ramón Aranda y Javier Barberán. A la celebración asistieron también otros miembros de la Corporación Municipal.

Al término del acto militar, que constó entre otros aspectos de desfiles, discursos y la imposición de una corona en memoria de los militares caídos en acto de servicio, Ruiz Boix señaló que “asistimos en representación del Ayuntamiento de San Roque al acto de conmemoración del 50 aniversario de la llegada del Grupo SAM-Hawk-Patriot al municipio. Una relación más que consolidada, con más de quinientos militares en este acuartelamiento y con una entrega y una dedicación a la defensa nacional”.

“Hoy mismo -añadió- hay una unidad de misiles Patriot en Turquía participando en el despliegue de la OTAN contra el Estado Islámico. Creo que hay todavía muchos españoles que no conocemos lo que es la dedicación y los cometidos que tienen los distintos cuerpos del Ejército Español”.

“Para San Roque -concretó-, la presencia del Grupo SAM va también ligada a aspectos económicos. Nuestras pequeñas y medianas empresas suministran gran parte de las necesidades de este acuartelamiento. Por estas razones y por la positiva relación que se ha entablado en estos cincuenta años, el Ayuntamiento ha querido realizar este homenaje con el descubrimiento de una placa en la rotonda de acceso al acuartelamiento”, concluyó.

A continuación, el alcalde de San Roque también participó en el descubrimiento de otra placa, esta vez en el interior del acuartelamiento, en la que se rinde homenaje a todos los que han formado parte de la citada unidad de artillería.

Hay que recordar que durante las tardes del lunes y el martes han tenido lugar en el Palacio de los Gobernadores sendas conferencias sobre la “La central de operaciones Hawk” y la “Evolución de materiales y empleo táctico de los mismos en el Grupo SAM HAWK-Patriot I/74”, además de una exposición fotográfica. Sin embargo, el primero de los actos para celebrar este 50 aniversario se desarrolló el pasado domingo 1 de noviembre, cuando se celebró la cuarta edición de la Carrera Cívico Militar, en el que participaron más de 300 corredores y que finalizó en la plaza de las Constituciones de San Roque.

La pasada semana, en el Palacio de Congresos de La Línea se mostró una exposición fotográfica, el miércoles 4 de noviembre se celebró la conferencia “Fortificación en el Campo de Gibraltar, la artillería de costa”, a cargo del comandante César Sánchez de Alcázar; y el jueves 5 “El grupo de misiles Hawk, la Academia de Artillería y el éxodo del Real Colegio de Artillería en la guerra de la independencia”, por el coronel Guillermo Frontela.

El Grupo Sam Hawk-Patriot I/74 fue el primer grupo de misiles de artillería antiaérea del Ejército Español. Con motivo de la celebración del 297º Aniversario de la Fundación de San Roque, en 2003, recibió la Medalla de Oro de la ciudad el Grupo SAM- HAWK 1/74 ubicado en el cuartel de Buenavista, en Campamento, que actualmente es la única presencia del Ejército en el municipio de San Roque, tras la desaparición del Regimiento Pavía 19.

Ha sido desde su creación, en 1965, una Unidad destacada no sólo dentro del Ejército, y en el global de las Fuerzas Armadas Españolas sino en sus actuaciones fuera de nuestras fronteras, realizando misiones de gran importancia.

Actualmente, 90 militares destinados en San Roque de un contingente de 130 de este Regimiento, se encuentran desplegados en la ciudad turca de Adana con seis baterías de misiles Patriot para defender la ciudad ante un posible ataque con misiles o aviones por parte de Siria.

La OTAN dirige esta misión, denominada operación ‘Anatolia Protector’, en la que los militares españoles relevaron al contingente holandés, que se encarga de la protección antiaérea de esta ciudad turca, una urbe con casi dos millones de habitantes.