El agua respetó a la 2ª jornada del Gibraltar Calling Festival

0
390

A pesar de las lluvias del domingo por la mañana, la segunda jornada del Gibraltar Calling Festival 2019 se salvó del agua y la tarde-noche se pudo desarrollar con normalidad las actuaciones programadas en el Europa Point Sport Complex. De nuevo el público llenó las instalaciones. La organización( la promotora británica Neon Angel) ha asegurado que se vendieron todas las entradas, por lo cual cada día ha cifrado en 10.000 espectadores los que han disfrutado de los espectáculos.
Como avanzamos ayer, las colas para la compra de bebidas y comidas del sábado habían generado polémica en las Redes Sociales y duras críticas públicas en muchos casos. En algunos Foros incluso se ha pedido al Gobierno el regreso del Festival en 2020 en el Victoria Stadium. El tema obligó a los organizadores a emitir un comunicado donde reconocía estas quejas y demoras. Textualmente dijeron: “Si bien se esperaban algunas colas, estamos orgullosos de que el tiempo de espera para ingresar al lugar este año no haya sido más largo que en años anteriores en el estadio Victoria. Sin embargo, reconocemos que hubo tiempos de espera más largos de lo esperado en el Token Booth, que de ninguna manera fue culpa del fantástico personal que dirige este stand. Somos conscientes de que hubo problemas con el acceso a la etapa clásica y nos gustaría extender una sincera disculpa a todos aquellos que estaban decepcionados con el acceso. Sin embargo, debido a la estructura del pabellón deportivo donde se ha construido esta etapa, el acceso a esta etapa debe controlarse estrictamente para cumplir con la legislación de seguridad y contra incendios”. En el Stage Classic bajo cubierto solo cabían 1.500 personas, lo que se consiguió con actuaciones como The Ligthouse Family, Jefstream o el Tributo a Queen. Se intentó variar con un traslado parcial al Escenario Principal, pero era demasiado tarde. De todos modos, se notó el domingo una mayor agilidad en las colas de las compras de comida y bebida.
En el plano estrictamente musical, fue subiendo enteros la expectación en el Escenario principal con respecto avanzaba el reloj. El veterano Rick Astley ( 1966 ) hizo un repaso a su carrera, centrada en la música pop británica, sin dejar de tocar el que ha sido su mayor éxito, «Never Gonna Give You Up». Mantiene su estilo después de un parón en su carrera, que la ha reanudado en los últimos años. Tampoco defraudó el grupo Take That, una boy band de pop británica actualmente compuesta por Gary Barlow, Mark Owen y Howard Donald. Nada menos que tienen 12 canciones números uno UK. Montaron una escenografía colorista con reminiscencias de los años 90 y lograron hacer bailar al público. Cerró el Festival una de las miembros del desaparecido grupo femenino Spice Girls. En este caso, Mel C en su versión DJ. La “Spice deportista” está en la tercera posición de los artistas UK que mayor cantidad de sencillos han coescrito, solo detrás de John Lennon y Paul McCartney. Es la única artista femenina en alcanzar el n° 1 de Inglaterra como parte de un quinteto, un cuarteto, hacer un dúo y en solitario. Un buen sonido y conjunción de temas para el cierre del Festival.
David Essex y Slade acapararon la mayor presencia de público en el Stage Classic.