El alcalde de La Línea y el presidente Mancomunidad Campo de Gibraltar inauguran las nuevas oficinas de Aqualia

0
333

El alcalde de La Línea, Juan Franco, ha inaugurado, junto al Presidente de la Mancomunidad, Luis Ángel Fernández, las nuevas oficinas de atención al ciudadano de Aqualia, empresa que gestiona el suministro de agua potable. Situadas en la calle San Pedro, ofrecen unas instalaciones más cómodas, espaciosas y modernas a los usuarios.

En el acto de inauguración han participado Francisco Jiménez, director de la delegación territorial de Aqualia; el presidente de la Mancomunidad del Campo de Gibraltar, Luis Ángel Fernández y el vicepresidente, Ignacio Macías, estando acompañados por una amplia representación de la corporación municipal linense y dirigentes de la empresa pública Agua y Residuos del Campo de Gibraltar S.A., (Arcgisa).

Jiménez ha recordado que la empresa lleva desde 1975 en la ciudad: “empezamos como TEDESA gestionando el suministro de agua potable. Más tarde, sumamos el alcantarillado y la depuración, y desde hace dos años que el ayuntamiento traspasó estos dos últimos a Arcgisa, continuamos llevando el suministro de agua, con lo que vamos a estar más de 50 años trabajando para el municipio de La Línea”.

El presidente de Mancomunidad que se ha mostrado feliz “por venir a abrir cosas, en vez de venir a cerrarlas, aunque sea de manera transitoria”, ha hecho referencia a las actuaciones en materia de infraestructuras hidráulicas: las obras de saneamiento del hospital, las de la calle Montserrat, y la presentación del plan de infraestructuras para los próximos cinco años, con 7 millones de euros de inversión, junto a la obra de los colectores de La Línea, dentro de los Presupuestos Generales del Estado, en un plazo de tres años. Con respecto a la inauguración explicó que se atenderán “a todos los Linenses en todas las reclamaciones que tengan que efectuar”. Anunció que se ha creado una aplicación para que exista una atención al público de 24 horas, que permite de denunciar fugas o averías, gestionar altas y bajas, pagos, etc., todos los días del año.

Por su parte, el alcalde, Juan Franco, considera que la nueva oficina de Aqualia es “una mejora sustancial en la atención al público, pues el servicio de aguas afecta a más de 30.000 contribuyentes y las anteriores no reunían las condiciones necesarias.” Igualmente, considera un acierto la ubicación elegida, en la calle San Pedro, una zona que en breve se someterá a una regeneración urbana a partir de las obras de mejora del mercado de la Concepción, con la consiguiente reactivación económica de esta parte de la ciudad.

Además de la mejora física en la atención al cliente, el director territorial de Aqualia ha anunciado que en breve se instalará también un cajero automático que agilizará las gestiones económicas con la empresa.