El alcalde de Marbella destaca la participación y la transparencia en la elaboración del texto refundido del PGOU del 86 y su adaptación a la LOUA

0
260

El alcalde de Marbella, José Bernal, ha destacado hoy la participación y la transparencia con la que se han elaborado tanto el texto refundido del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 1986, como su adaptación a la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA), que se someterán a la aprobación del Pleno este viernes y que “darán garantías y seguridad al urbanismo de la ciudad”.

El regidor ha participado hoy en la Jornada ‘Situación urbanística actual en Marbella. Texto refundido y adaptación a la LOUA. Plan 1986’, organizada por el Ayuntamiento de Marbella, la Asociación de Empresarios y Profesionales CIT Marbella, la Asociación de Constructores y Promotores de Málaga (ACP) y la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM) y en la que también han participado el delegado de la Junta de Andalucía en Málaga, José Luis Ruiz Espejo; el presidente de la ACP y vicepresidente de la CEM, Emilio López; el presidente de CIT Marbella, Juan José González, y la concejala de Urbanismo, Isabel Pérez.

Bernal ha subrayado que se trata de “documentos técnicos” elaborados por el Ayuntamiento junto con la Junta de Andalucía “para darle certidumbre al urbanismo de la ciudad” y ha remarcado en este sentido que el texto refundido “lo único que hace es unir toda la documentación posterior a 1986 para darle garantías a todo el que quiera actuar en el urbanismo de la ciudad”, mientras que la adaptación a las normas autonómicas “permitirá ser más ágil en la aplicación del urbanismo y atraer más inversiones”.

“En aras de la transparencia y la participación se ha informado a todos los sectores sociales y económicos de la ciudad”, ha explicado el primer edil, quien ha recordado que se han mantenido reuniones con todos los grupos políticos municipales, con diferentes administraciones, con expertos en urbanismo, con el Centro de Iniciativas Turísticas, la Confederación de Empresarios de Málaga y de Andalucía y la Asociación de Constructores y Promotores de Málaga

Asimismo, se han abordado ambos documentos urbanísticos en la última convocatoria del Consejo Social de la Ciudad y, esta misma tarde, se informará a los miembros del Consejo de Participación Ciudadana. “Durante este tiempo hemos querido hacer partícipes a todos los actores sociales y económicos de la ciudad y todos coinciden en que estos documentos, ante una situación de Plan General anulado, son necesarios para que se vuelvan a tener certidumbre, seguridad jurídica y posibilidades de inversión”, ha señalado.

En este punto, ha afirmado que “la colaboración y complicidad de todos es fundamental y, si algunos, como el grupo popular, no quieren que salga adelante, o presentan una alternativa, algo que no existe porque son documentos técnicos, o lo tendrán muy difícil para explicar por qué piensan que cuando peor le vaya a la ciudad, mejor les irá a ellos”. “Los demás pensamos que lo mejor para Marbella es lo mejor para todos”, ha añadido a este respecto.

En la misma línea, el delegado del Gobierno andaluz en Málaga ha puesto el acento en que “todos los agentes económicos y sociales y las administraciones coinciden en esta hoja de ruta que hoy se presenta”, y ha incidido en que “en este clima de seguridad y confianza está la clave del desarrollo futuro económico y urbanístico de la ciudad de Marbella”. “Esperamos que ambos documentos puedan ser aprobados y que, por tanto, se vayan cumpliendo los objetivos que en estos meses se han venido fraguando entre los equipos de trabajo y los distintos sectores económicos y sociales”, ha afirmado.

Por su parte, el presidente del CIT Marbella ha confiado en el consenso entre todos los grupos políticos para aprobar ambos documentos, que ha definido como una “herramienta clara y segura”, y ha instado a que el urbanismo “no se convierta en una cuestión de lucha política, sino que todos los partidos comprendan que es de suma importancia para el crecimiento de la ciudad y que deben hacer lo necesario para que esta herramienta se ponga en funcionamiento lo antes posible”.

Igualmente, el presidente de la ACP y vicepresidente de CEM ha reclamado que “no haya posibles luchas políticas que no tienen nada que ver con lo que es bueno para la ciudad”. “Era necesario recopilar la documentación para clarificar lo que se puede hacer de acuerdo con el Plan General del 86”, ha valorado sobre el texto refundido, al tiempo que ha apuntado la importancia de seguir trabajando para “confeccionar un Plan General nuevo que sea, sin ningún tipo de duda, legal, aplicable y que permita el desarrollo de la ciudad”.