El alcalde de San Roque critica que el Gobierno no se plantee hacer el Paseo de Torreguadiaro

0
87

El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, ha responsabilizado hoy, sábado, al subdelegado del Gobierno Central en Cádiz, Javier de Torre, y al diputado del PP José Ignacio Landaluce de que el Ejecutivo no se plantee la finalización del Paseo Marítimo de Torreguadiaro. Para el regidor sanroqueño, “ambos representan a un gobierno y a un partido entre cuyas prioridades no están satisfacer las necesidades ciudadanas, sino que tan sólo se conducen por intereses partidistas y sectarios”.

Ruiz Boix se refería así a la respuesta que ha dado el Gobierno de España a una pregunta escrita presentada en el Congreso por el diputado socialista Salvador de la Encina. En dicha respuesta se reconoce que el proyecto de la segunda fase del Paseo está redactado desde 2011 y su presupuesto valorado en 731.000 euros, pero se añade que “no hay compromisos adquiridos por parte del Ministerio de Medio Ambiente en relación con la ejecución de dicho proyecto y que la planificación, licitación y posterior ejecución de las obras dependerá de las disponibilidades presupuestarias”.

Para el regidor sanroqueño “esta respuesta supone un grave revés para los intereses del municipio de San Roque, y en especial para la barriada de Torreguadiaro, uno de nuestros principales focos turísticos y, por lo tanto, centro generador de empleo y riqueza. Cuando exigimos la ejecución de este proyecto, que tampoco es que sea una obra faraónica, no lo hacemos por cortar una cinta y salir en la foto: desde el Ayuntamiento queremos potenciar los atractivos de este núcleo de población y así beneficiar a los negocios y ciudadanos de la zona, que tantos años llevan esperando este paseo. Pero esto no parece importarle nada al Gobierno de Mariano Rajoy”.

El alcalde responsabiliza directamente de este “abandono” a De Torre porque “como máximo representante del Gobierno en la provincia tiene el deber de trasladar a los distintos ministerios las necesidades reales de todos los municipios gaditanos, sin distinción del color político de su ayuntamiento. Pero el subdelegado una y otra vez boicotea los proyectos que pueden beneficiar al término municipal de San Roque porque aquí gobierna el PSOE”.

“En estos cuatro años de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno -apuntó- no se ha realizado ninguna inversión importante de esta Administración en nuestro municipio. Por poner dos ejemplos recientes, ni se nos ha incluido en los programas de regeneración de playas a pesar de que incluso existen situaciones de peligro, ni este año en los proyectos Profea aunque hayamos demostrado que cumplimos todos los requisitos para ello. Y ahora se nos deja claro que la tan prometida licitación de la segunda fase del Paseo de Torreguadiaro ni siquiera se contempla por el Ministerio de Medio Ambiente, a pesar de que el proyecto lleva cuatro años redactado y presupuestado”.

“En cuanto a José Ignacio Landaluce -añadió Ruiz Boix-, lo menos que puedo decir es que no cumple sus promesas. En junio de 2012 visitó la zona y prometió defender la inclusión del proyecto en los Presupuestos Generales del Estado de 2013 en su condición de diputado por Cádiz”.

“Pero todo quedó en una foto y en buenas palabras -indicó-, porque no se ha incluido esta licitación en las cuentas estatales de 2013, 2014, 2015 o 2016. Ahora el Ministerio de Medio Ambiente ha tenido que admitir que ni siquiera se lo plantea, a raíz de una pregunta de mi compañero Salvador de la Encina de la que el Gobierno no podía zafarse por hacerse en sede parlamentaria. Por lo tanto, una nueva decepción y todo un despropósito, que espero que pueda remediar muy pronto otro gobierno salido de las urnas”, finalizó el alcalde.

La segunda fase del Paseo Marítimo de Torreguadiaro pretende conectar a lo largo de unos 500 metros el denominado “Paseo Chico” con la primera fase del paseo, finalizada en 2005 con financiación municipal. Hay que recordar que el proyecto inicial, elaborado por técnicos del Ayuntamiento, situaba el importe de los trabajos en unos 700.000 euros, si bien en verano de 2011 hubo que modificarlo y reducir la ocupación del dominio marítimo terrestre prevista inicialmente debido a las observaciones en ese sentido por parte del Ministerio de Medio Ambiente.

El proyecto pasó la fase de exposición pública y se aprobó definitivamente por un importe de 731.000 euros, quedando pendiente la asignación de una partida presupuestaria para su ejecución. A lo largo de los últimos años, el alcalde ha reclamado a distintas autoridades de la Administración Central su apoyo a este proyecto, así como su inclusión en los presupuestos generales del Estado.