El Ayto de Marbella adaptará el PGOU de 1986 a la normativa andaluza como fórmula transitoria para evitar parón urbanístico

0
105
Un momento de la rueda de prensa

El alcalde de Marbella, José Bernal, ha anunciado hoy la adaptación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 1986 a la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) como fórmula transitoria hasta la aprobación de un nuevo documento tras la anulación por parte del Tribunal Supremo del planeamiento acordado en 2010.

Bernal, acompañado por la concejala del ramo, Isabel Pérez; los portavoces del Equipo de Gobierno, Manuel Osorio y Victoria Morales, y la edil de Costa del Sol Sí Puede, Victoria Mendiola, ha asegurado que el instrumento elegido, presentado esta mañana en Junta de Portavoces a todos los grupos municipales, “es el que mayores garantías ofrece a la ciudad en materias de inversión y normalidad urbanística”.

“Tanto el Ayuntamiento como la Junta de Andalucía llevamos varias semanas trabajando para encontrar la solución que ofrezca más certidumbre al urbanismo de la ciudad y en la que han coincidido los técnicos de ambas administraciones además de los expertos del sector”, ha indicado.

El primer edil ha señalado que el proceso continuará con nuevas reuniones técnicas hasta la elaboración del documento que, posteriormente, tendrá que someterse a aprobación inicial, exposición pública, y acuerdo definitivo en un plazo que está previsto que concluya a finales de año.

Por su parte, Isabel Pérez ha explicado que la fórmula elegida frente a la opción de las normas sustantivas “es la que proporciona más fortalezas y menos debilidades al urbanismo del municipio”.

En este sentido, la adaptación del PGOU a la LOUA ofrece un documento con una vigencia indefinida, más reglado y regulado, y posibilita modificaciones de todo tipo, pormenorizadas y estructurales, facilitando los desarrollos.

También es un documento de mayor facilidad de manejo para el trabajo en la delegación mientras que deja las viviendas irregulares en situación de fuera de ordenación, resolviendo la situación de parte de estos inmuebles para su posterior inclusión en la revisión del PGOU.

Pérez, por último, ha concretado que el Ayuntamiento iniciará en paralelo a la aprobación del documento urbanístico transitorio el proceso para la revisión del Plan del 86.