El Ayuntamiento de Casares abre proceso para una nueva adjudicación del servicio de ambulancia

0
208

La contratación del servicio se va a realizar por un periodo de dos años y con las mismas características que en el último año en cuanto a dotación de soporte vital básico.

En la mesa de contratación celebrada hoy también se ha tratado la adjudicación de los nuevos servicios y equipamiento de playas, así como las obras de mejora de la Jefatura de la Policía Local de Casares y del final de las Calles Guadiaro y Málaga de Secadero

El Ayuntamiento ha abierto un proceso de adjudicación para el transporte sanitario a centros de salud y hospitalarios en ambulancia, un servicio que presta el Consistorio para cubrir el vacío que mantiene la Junta de Andalucía y por la lejanía del casco histórico a los centros sanitarios.
El alcalde, Pepe Carrasco, ha informado que el servicio se renueva con las mismas características que se ha prestado en el último año, una ambulancia de Soporte Vital Avanzado, tanto en las dimensiones del vehículo como a la dotación de material sanitario. Y también incluye el transporte en vehículo eléctrico municipal dentro del casco de Casares a enfermos y personas con movilidad reducida en el casco de Casares. Aunque en esta ocasión la prestación de servicio se contrataría por un periodo de dos años.
Para conocer las ofertas presentadas por las tres empresas que han concurrido al proceso de licitación del servicio se ha reunido esta mañana la mesa de contratación municipal. Una reunión en la que también se ha avanzado en otros procesos de contratación, como los lotes de mobiliario de playas que se va a implementar de cara a la próxima temporada: las obras de replanteo del módulo de Playa Chica, 9 duchas de minusválidos, nuevas pasarelas, 1 silla anfibia y otras de buceo para discapacitados, y un nuevo módulo de aseos múltiple.
Asimismo se han propuesto nuevas adjudicaciones para las obras de mejora de la Jefatura de la Policía Local de Casares y de la mejora de infraestructura del final de las Calles Guadiaro y Málaga de Secadero, al haber renunciado en ambos procesos las empresas a las que había sido adjudicas en primer lugar.