El Ayuntamiento de Estepona ejecuta ya arreglos en los caminos rurales afectados por las últimas lluvias

0
161

El Ayuntamiento de Estepona ha actuado ya en una serie de caminos rurales afectados tales como el Camino Nicola bajo, donde se repararon daños en el quitamiedos y los producidos por la maleza; en el Camino de las Abejeras, donde se produjo un corrimiento de tierras y en el Camino de los Molinos, donde fue retirada la acumulación de materia del propio río en el acceso al carril y en el cruce del mismo que obstruía el paso, entre otras actuaciones en otros puntos.

Todas estas intervenciones se han llevado a cabo con medios propios de las brigadas municipales del Ayuntamiento y con la colaboración de Protección Civil y las empresas concesionarias de la prestación de servicios en la ciudad.

Si bien, las lluvias causaron daños de mayor envergadura en otros caminos cuya intervención deberá ser autorizada por la Junta de Andalucía, ya que se trata de reparaciones que se encuentran en zona de intervención de cauces. Además, requieren la contratación de maquinaria pesada especializada para llevar a cabo su arreglo.

Es, sobre todo, el caso de la zona de El Castor, donde el Ayuntamiento ha evaluado ya la situación en la que se encuentra este área y está proyectando los medios necesarios para llevar a cabo la retirada de bolos, aportes de arena y ejecución de muros de escollera.

Hay que recordar que en el pico de Los Reales la lluvia registrada el pasado 9 de octubre fue de 245 litros por metro cuadrado, el máximo de toda Andalucía. El Ayuntamiento de Estepona activó esa madrugada un plan especial de intervención donde se encontraban coordinados efectivos de los diferentes cuerpos de seguridad y empresas que llevan a cabo los servicios municipales.

La labor continua por parte del Ayuntamiento en el mantenimiento y limpieza de la red de alcantarillado, así como las últimas mejoras llevadas a cabo en esta red han evitado problemas más importantes en el núcleo urbano de la ciudad.

En este sentido, hay que recordar que con las obras que se están ejecutando (todas ellas estarán terminadas antes de Navidad) en la avenida de Andalucía, que reconducirán las aguas pluviales hacia el río La Cala; así como las mejoras en la red de aguas que se va a llevar a cabo en las calles Valencia, Córdoba y Extremadura, se va a mejorar y proteger el centro urbano de la ciudad ante las lluvias y grandes registros de precipitaciones.