El Ayuntamiento de Marbella anuncia acciones legales “contra todos los que pretendan manchar el nombre de la ciudad”

0
97
.

**Nota de prensa.-

El Ayuntamiento de Marbella estudia emprender acciones legales contra el portavoz de Unidas Podemos (UP) en el Congreso, Pablo Echenique, “y contra todos aquellos que pretendan manchar el nombre de Marbella con el fin de tapar sus escándalos por sus manejos con independentistas”. El portavoz del Gobierno municipal, Félix Romero, ha advertido que el Consistorio “no va a permitir que se ensucie la imagen de nuestra ciudad ni de su alcaldesa, Ángeles Muñoz, con acusaciones falsas que son tan fáciles de desmontar como consultar una web y que algunos tendrán que explicar en los tribunales”. El concejal ha reprochado que tanto el PSOE como UP “quieran utilizar como cortina de humo a Marbella para esconder las reformas del Código Penal que en materia de sedición y malversación “tienen como único objeto rebajar las penas a los condenados por estos delitos”. “Ya hemos visto que ha pasado con la ley del ‘sí es sí’, que ha supuesto la liberación de muchísimos condenados por delitos sexuales, y ahora quieren seguir protegiendo a aquellos que han cometido actos ilícitos para contentar a sus socios de gobierno”, ha subrayado.

El concejal ha censurado que Echenique “se atreva a utilizar como ejemplo de enriquecimiento ilícito a la alcaldesa de Marbella, cuando se puede comprobar en su declaración de Hacienda, publicada en la web municipal del Ayuntamiento, y en su declaración de bienes, publicada en la web del Senado, que, salvo una herencia y una nave comprada a medias con una hipoteca, sus propiedades son anteriores a ejercer el cargo de regidora”, “Hay que tener muy poco pudor para acusar falsamente a una persona para tapar las vergüenzas del Gobierno central , pero, ¿qué se puede esperar de alguien que no ha sido nunca ejemplo ni en política ni a la hora de contratar a una trabajadora del hogar?”, ha señalado Romero, quien ha exigido al portavoz de UP y al PSOE, cuyos dirigentes han realizado unas declaraciones en el mismo sentido, “que rectifiquen en su huida hacia adelante y, además de no seguir reformando el Código Penal para mantener sus pactos con los independentistas a costa de los ciudadanos y la justicia de nuestro país, pidan perdón a Marbella por su campaña de acoso, su persecución e intento de linchamiento a su máxima responsable municipal y su violencia política, en la que han cruzado todas las líneas rojas”.