El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Casares se suma al encierro de 12 horas para reivindicar que la Junta de Andalucía pague las subvenciones de los planes de empleo

0
96

El equipo de gobierno de Casares se suma a las protestas que protagonizan los ayuntamientos gobernados por IU en Andalucía, encerrándose en dependencias municipales.

Un encierro que se realizará de 9 de la mañana a 9 de la noche y que no impedirá que el alcalde y los concejales continúen con su agenda de trabajo diaria.

La protesta tiene como objeto reivindicar un plan de empleo extraordinario en Andalucía donde hay contabilizados más de 1.285.000 parados y paradas, lo que hace que en 420.000 hogares todos sus miembros están en paro, de los que 190.000 sin ingresos, y 853.000 niños/as (1 de cada 2) están en riesgo de exclusión por pobreza infantil

Los Ayuntamientos también piden que la Junta de Andalucía les abone las subvenciones correspondientes a planes de empleo que en el caso de Casares llegan a alcanzar cerca de los 300.000.

De hecho el Consistorio casareño todavía no ha recibido 111.696,90 euros del último taller de empleo, clausurado en julio de 2014, un dinero que ha sido adelantado de las arcas municipales para que los 20 desempleados y el profesorado que participaron en el programa pudieran cobrar sus mensualidades.

Al igual que el plan de empleo para mayores de 30 años de 2014, ha explicado el alcalde, Pepe Carrasco, del que todavía debe la Junta de Andalucía al Ayuntamiento la mitad de la subvención, 21.211 euros.

El gobierno andaluz tampoco ha abonado la subvención de 161.574,11 euros correspondiente al Plan de empleo de este año, que debería haber comenzado y viene posponiéndose desde en septiembre sin que todavía esté previsto su inicio.

Con estas 12 horas de encierro los ayuntamientos gobernados por Izquierda Unida quieren poner de manifiesto que “la dura realidad que castiga a los andaluces se agrava cada día por la mala planificación de las políticas de empleo del gobierno del PSOE en la Junta”. Y critican que en los últimos años no se hayan impartido cursos para desempleados y que se hayan reducido para 2016 a más de la mitad el número de técnicos del programa “Andalucía Orienta”, haciendo más difícil a los desempleados la orientación para la búsqueda de empleo y para la creación de empresas.