El Gobierno de Gibraltar aclara que el presente Proyecto de GNL no es para bunkering‏

0
98

El Gobierno de Gibraltar reitera las garantías ofrecidas al Grupo de Seguridad Medioambiental (Environmental Safety Group, ESG) inmediatamente después de que se dirigieran al Ministro de Medio Ambiente el viernes pasado, sobre el hecho de que los comentarios del Ministro Joe Bossano en un debate televisivo no guardan relación con los actuales planes para la central eléctrica y las instalaciones de almacenamiento de gas natural licuado (GNL), exclusivamente concebidas para el suministro energético de la central.

Si se tiene en cuenta la reducida capacidad de los tanques, se confirmará que el GNL almacenado en ellos no sería suficiente para sustentar actividades de bunkering de envergadura, y que tampoco estaba previsto.

El Gobierno siempre se ha mostrado claro sobre el hecho de que, de forma independiente, le gustaría estudiar las actividades de bunkering de GNL de cara al futuro. Se prevé que la importancia del GNL como combustible para la navegación se incremente de forma notable como resultado de la presión ejercida sobre el sector de la navegación para reducir la importante contaminación que provoca actualmente, en un esfuerzo por reducir su huella de carbono.

Los hidrocarburos líquidos como el diésel y los combustibles pesados suponen una amenaza constante para las costas y la vida marina de nuestra región, algo sobre lo que el ESG ya mostró su preocupación en el pasado y que llevó a la política del GSLP/Liberales a no ampliar este tipo de bunkering en el lado de levante del Peñón, debido a la amenaza que representa para nuestras playas y nuestros hábitats naturales costeros. La correspondiente disminución y el reemplazo a largo plazo de las actividades de bunkering de hidrocarburos líquidos con gas natural licuado, que se evaporaría antes de llegar a la costa, eliminaría esta amenaza de contaminación por vertidos y el daño consecuente a la vida marina, las pequeñas embarcaciones y el agua potable.

No obstante, cualquier iniciativa en materia de bunkering de gas natural licuado por parte de Shell o cualquier otro operador, requerirían un estudio completo e independiente de los posibles proyectos con informes de tipo HAZID (identificación de riesgos) y del impacto medioambiental, con una consulta pública y un debate con los grupos de interés, como los grupos ecologistas, antes de permitir el avance de ningún proyecto.

“Nuestro interés en el bunkering de GNL no es nada nuevo y se ha debatido públicamente en varias ocasiones, también en el Parlamento”, comentó el Ministro de Energía, John Cortés. “La transición al bunkering de GNL aportaría enormes ventajas medioambientales al reducir drásticamente la amenaza de contaminación por hidrocarburos y los daños que ésta provoca. Por supuesto, garantizaré que esto no suceda sin las evaluaciones completas y exhaustivas necesarias, de manera que sea totalmente seguro. No obstante, es un proyecto lejano, que no forma parte del proyecto de central eléctrica. Éste último aportará sus propias ventajas a Gibraltar, particularmente a los residentes de la zona de Waterport, que se beneficiarán enormemente del cierre de la ruidosa y contaminante central de diésel de Waterport”.