El Grupo Alfil, de Marbella, coincidiendo con su 70 aniversario toma la decisión de cotizar en Bolsa

0
278
.

Grupo Alfil, coincidiendo con la celebración de su 70 aniversario como empresa familiar, ha iniciado el proceso para transformarse en una sociedad cotizada. La empresa, fundada como empresa familiar en Marbella en 1952, va a sacar a cotizar su división de activos inmobiliarios destinados al alquiler. Esta división genera actualmente alrededor de 500 recibos de alquiler mensuales y se ha mantenido constante en cifras similares durante los últimos años, lo que transfiere una considerable solidez económica a la empresa.

De esta forma, Grupo Alfil se convierte en la primera empresa familiar fundada y con sede en Marbella que vaya a cotizar en el mercado. Para este paso decisivo para el futuro de la compañía, se ha decidido cotizar en Euronext París. Este proceso requiere del asesoramiento de despachos especializados en la materia para lo cual Grupo Alfil ha seleccionado a despachos líderes a nivel nacional. Para la figura de Asesor Registrado, o Listing Sponsor, contará con los servicios de Armanext, líder absoluto en España habiendo sido seleccionado por aproximadamente el 40% de las Socimis constituidas en nuestro país. La “due dilligence”, así como el asesoramiento legal y fiscal lo realizará KMPG, uno de los 4 despachos mas grandes del mundo. La empresa encargada de la valoración de los activos y la compañía será Gesvalt, empresa de valoración que ha realizado este trabajo en casi la mitad de las Socimis constituidas en España. Por último, todo el proceso económico estará auditado por Eudita, empresa malagueña líder en este sector a nivel provincial.

Esta transformación en sociedad cotizada sienta las bases para asegurar la continuidad de la empresa. Tras 70 años de trayectoria empresarial, la tercera generación ya se ha incorporado a los órganos de decisión de Grupo Alfil y esta transformación hará que la empresa trascienda a la familia aunque es voluntad Grupo Alfil seguir siendo una empresa familiar. La sede social permanecerá en Marbella aunque la mayor parte de los activos se encuentren fuera del municipio.