El Hospital Costa del Sol pone en marcha el Proyecto #CuidandodeTi para personas con enfermedades crónicas, pluripatologías y alta complejidad

0
183

El Hospital Costa del Sol y el Distrito de Atención Primaria Costa del Sol han sido elegidos como referentes en Andalucía para liderar el Proyecto de Atención Sociosanitaria ‘#CuidandodeTi’ que va a poner en marcha la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía a través de la gerencia del Servicio Andaluz de Salud (SAS), cuyos resultados y conclusiones serán implementados en toda la comunidad autónoma.

Se trata de un programa que incluye un conjunto de acciones que se están llevando a cabo desde el SAS y en el que se le da especial valor y enfoque a la atención a personas con enfermedades crónicas, pluripatologías y de alta complejidad.

Según datos oficiales de los servicios centrales del SAS, que actualmente desde 2019 coordina todas las prestaciones sanitarias del Sistema Sanitario Público Andaluz (SSPA), el 5 % de la población andaluza que precisó en algún momento de atención sanitaria recibió el 48% del total del gasto sanitario y, en concreto, un 1 % el 21%. En estos rangos se encuentran los pacientes crónicos pluripatológicos de alta complejidad. Hasta ahora, según los informes del SAS, el modelo sanitario no siempre ha logrado atender las plenas necesidades de los pacientes al haber estado diseñado y orientado principalmente para patologías agudas.

Entre las líneas que ya se han empezado a trabajar y poner en marcha en Andalucía en el seno de este proyecto destacan: la promoción del autocuidado, la apertura de centros para pacientes subagudos que precisan convalecencia y/o rehabilitación funcional, la apuesta definitiva por la Telemedicina y el diseño de nuevos recursos y circuitos que aseguren la continuidad asistencial entre la atención hospitalaria, la atención primaria y la atención sociosanitaria.

Para impulsar este nuevo enfoque que se va a ofrecer a estos pacientes, se ha celebrado la primera reunión de trabajo en el Hospital Costa del Sol en la que han participado, entre otros, la coordinadora de este proyecto del SAS, Nieves Lafuente; el médico de Urgencias del Hospital Costa del Sol y asesor de la Consejería en materia Sociosanitaria, Ignacio Souviron; las directoras gerentes del hospital y el distrito, Luisa Lorenzo y Aurora López, respectivamente; junto con otros directivos y responsables de las citadas instituciones. En este encuentro se han tratado las directrices del SAS y se ha llevado a cabo una puesta en común previa al inicio del proyecto.

Con el objetivo de evitar reingresos hospitalarios adelantándose a situaciones posibles de descompensación, promocionando la continuidad asistencial desde las diversas puertas de entrada al sistema y buscando el mayor bienestar posible para nuestros pacientes, este grupo ha trabajado distintas iniciativas. En concreto han tratado temas como: la coordinación efectiva en atención hospitalaria y primaria, con implementación de la atención domiciliaria como eje del proyecto a través del seguimiento por médico y enfermera de familia; el fomento de autocuidados a través de la Telemedicina y seguimiento continuo desde el servicio de Medicina Interna del Hospital Costa del Sol; la creación de una unidad de Continuidad Asistencial en el hospital con consultoría a través también de Telemedicina; y la creación de consultas preferentes y una unidad especial de corta estancia coordinada entre Medicina Interna y el servicio de Urgencias del HCS. Desde Medicina Interna se coordinarán con Atención Primaria para elaborar y evaluar periódicamente los Planes de Atención Personalizada de cada paciente, así como con otros servicios del hospital. En este sentido, la colaboración en el proyecto de las unidades de Farmacia y Trabajo Social resultan indispensables.

Con este proyecto, la Consejería da respuesta al desarrollo efectivo de la Ley de Calidad y Cohesión del Sistema Sanitario 2003 en Andalucía, en su artículo 14 en el que establece que la atención sociosanitaria comprende un conjunto de cuidados destinados a aquellos enfermos, generalmente crónicos, que por sus especiales características pueden beneficiarse de la actuación simultánea, sinérgica y continuada de los servicios sanitarios y sociales ofrecidos por las administraciones públicas para aumentar la autonomía, paliar sus limitaciones o sufrimientos y facilitar su reinserción social. También establece que esta actividad conlleve cuidados sanitarios de larga duración, atención sanitaria a la convalecencia y rehabilitación en pacientes con déficit funcional recuperable.