El Hospital Quirónsalud Marbella pone en marcha una Unidad de Asma Infantil, que la trata de manera integral y diferencial

0
89

El asma es una enfermedad crónica frecuente y potencialmente grave caracterizada por un conjunto de síntomas, tales como sibilancias, dificultad respiratoria, opresión torácica y tos. “Supone una carga considerable para los pacientes y sus familias, ya que puede provocar limitación de la actividad física o falta de asistencia al colegio, así como crisis o ataques que, en ocasiones, requieren asistencia médica urgente y que pueden ser graves”, expone el Dr. José Luis Corzo, pediatra alergólogo infantil y responsable de la Unidad de Asma Infantil del Hospital Quirónsalud Marbella.

El asma afecta al 10% de la población infantil española, dato similar en el resto de la Unión Europea, siendo mayor la prevalencia en las zonas costeras. “Hay importantes diferencias entre el asma de adultos y el asma en niños, por lo que debe ser tratado de una manera diferencial”. Es este el motivo por el que el Servicio de Pediatría de Quirónsalud MarbellaEste enlace se abrirá en una ventana nueva ha puesto en marcha una Unidad de Asma Infantil, liderada por el doctor José Luis Corzo, reconocido pediatra alergólogo con más de 20 años de experiencia.

¿Por qué una Unidad de Asma Infantil?

El doctor José Luis Corzo advierte que “hasta un 50% de los niños diagnosticados de asma grave se debe a un mal control”. El asma infantil es muy difícil de diagnosticar por debajo de los seis años, a veces hay que realizar un extenso estudio diferencial pediátrico, como plantea el doctor en la nueva Unidad, ya que, defiende, “la evaluación debe hacerse en una consulta que aglutine: función pulmonar con prueba broncodilatadora, estudio de atopia prick test y estudio de imagen cuando se precise”.

Además, en la Unidad de Asma Infantil, se logran detectar factores que pueden desencadenar o agravar los síntomas asmáticos, como “infecciones víricas, alérgenos domésticos (por ejemplo, ácaros del polvo doméstico, polen o cucarachas), algunos medicamentos, como el ácido acetilsalicílico y otros antiinflamatorios no esteroides, el humo del tabaco, el ejercicio y el estrés”. Estas respuestas adversas son más probables cuando el asma no está controlada.

La Unidad cuenta y requiere de la colaboración de padres, educadores y pediatras de Quirónsalud Marbella. Con unas Urgencias Pediátricas 24 horas donde se trata la crisis aguda de asma con abordaje escalonado del tratamiento, adaptado a cada paciente, teniendo en cuenta la efectividad de los medicamentos disponibles y su seguridad para el paciente.

El asma puede tratarse de manera efectiva y la mayoría de los pacientes puede lograr un buen control de la enfermedad. Cuando el asma está bien controlado, los pacientes pueden:

Evitar síntomas molestias durante el día y durante la noche.
Necesitar poca o ninguna medicación sintomática.

Llevar una vida productiva y físicamente activa.

Tener una función pulmonar normal o casi normal.
Evitar las exacerbaciones (crisis o ataques) asmáticas graves.
¿Cuándo acudir a la Unidad de Asma Infantil?

El doctor José Luis Corzo ofrece a los padres o tutores de los más pequeños una serie de preguntas clave ante la sospecha diagnóstica de asma infantil:

¿Ha tenido alguna vez “pitos” en el pecho?
¿Ha tenido tos sobre todo por las noches?
¿Ha tenido tos, “pitos”, dificultad al respirar en algunas épocas del año o en contacto con animales, plantas, tabaco o en su trabajo?
¿Ha tenido tos, “pitos”, dificultad al respirar después de hacer ejercicio físico moderado o intenso?
¿Ha padecido resfriados que le duran más de 10 días o le “bajan al pecho”?

¿Ha utilizado medicamentos inhalados que le alivian estos síntomas?

¿Empeora al llegar la primavera?
¿Tiene usted o algún familiar asma o alergia?
Día Mundial del Asma

El Día Mundial del Asma se celebra cada año el primer martes de mayo, una iniciativa para concienciar a la población sobre la gravedad de esta enfermedad y mejorar el cuidado del asma en todo el mundo. Y es que, no existe una cura total para esta afección, pero sí métodos para el control de la misma.