El IVI Málaga celebra su X aniversario con más de 1.200 bebés nacidos

0
117
.

Con más de 6.300 tratamientos reproductivos a sus espaldas, actualmente, casi el 25% de sus tratamientos son con óvulos donados, resultado directo del retraso en la edad para ser madre
La diversidad familiar, otro retrato de la actualidad social: En el último lustro, incrementan un 171% las mujeres sin pareja que acuden a IVI Málaga para ser madres en solitario, y un 175% las parejas de mujeres que comparten su proyecto de maternidad

IVI Málaga está de celebración. Y es que, en sus 10 años de apuesta incansable por la investigación y la medicina reproductiva de primer nivel ha ayudado a traer al mundo a más de 1.200 bebés.

Una década de actividad que hoy celebra esta sede malagueña con la satisfacción de haber acercado a las mujeres y parejas de Málaga los últimos avances para ofrecerles las mejores opciones en su camino hacia la maternidad/paternidad.

“Estamos muy felices y agradecidos por estos 10 años de vida, en el sentido más amplio de la palabra. Los más de 6.300 tratamientos reproductivos que llevamos a nuestras espaldas han permitido que miles de pacientes que han confiado en nosotros su mayor anhelo hoy puedan celebrar con sus familias, juntos a nosotros, este hito tan especial”, comenta la doctora Anabel Salazar, directora de IVI Málaga.

Hay una realidad ineludible, y es que en la última década hemos experimentado una importante revolución social que influye directamente en la forma en la que se afronta la maternidad y todo lo que a ella se refiere.

El cambio fundamental viene ligado a la edad para ser madre. Y es que, como sabemos, las mujeres tienen su primer hijo a una edad cada vez más tardía, en pro de otros ámbitos de sus vidas a los que deciden o se ven obligadas a anteponer. Esta evolución social no va de la mano de la biológica, pues hay algo que no cambia: la fertilidad de la mujer es limitada, y empieza a caer de forma notable a partir de los 35 años.
Esta desincronización afecta directamente al ámbito reproductivo femenino, abocando a la mujer frecuentemente a la reproducción asistida para lograr su deseo de ser madre.

“Este retraso en la edad para ser madre tiene un efecto directo en el tipo de tratamientos a realizar, implicando un progresivo aumento de los tratamientos con óvulos donados. Actualmente, cerca de un 25% de nuestros tratamientos son de ovodonación, siendo que hace una década apenas representaban el 15% de nuestros tratamientos”, explica el doctor Federico Merino, quien tomará las riendas de IVI Málaga en los próximos meses.

Dejar respuesta