El Málaga no remonta ante el Depor( 0-1) y se queda en Segunda

0
773

Un drama en La Rosaleda. Con el estadio a reventar, casi 30.000 personas, el Málaga CF no pus remontar el 4-2 del Deportivo y termino perdiendo y quedándose en Segunda división. En este partido no se le puede reprochar demasiado. Solo que el balón no entro y esto condicionó el resto del choque. Los dos disparos de Ontiveros a la madera, la gran oportunidad de Harper en el primer minuto de la segunda mitad y, para colmo, a falta de diez minutos el error del meta Munir( su papel en esta eliminatoria no ha sido el mejor ) tiró por la borda las ansias de seguir luchando por el ascenso a Primera.
El Deportivo vino a encerrarse, perder el tiempo, darle el balon al Málaga y buscar una contra. Especulando con la ventaja de casa y le salió bien. Nada de imagen pero si de efectividad en su único disparo a puerta del encuentro,
El Málaga salió a comeree al rival y a los once minutos Ontiveros avisó con un disparo suave al palo. Y a los 13 una falta directa te lanzada alta. La comunión con el público fue total y se confiaba en la remontada. Mientras el Depor se limitó a perder el tiempo el primer tiempo terminó con un nuevo chutazo de Ontiveros al larguero. No había suerte y se llegó al descanso sin goles.
Víctor introdujo un cambio tras el paso por el vestuario. Entro Renato Santos por Hicham. Y en la primera jugada pudo llegar el gol con una gran ocasión de Harper que disparo alto cuando tenía la portería a su merced. Seguía sin llegar la fortuna, pero el público seguía animando. Blanco Leschuk obligó, en el minuto 64, a una gran parada del meta visitante Dani a córner para evitar el gol. Conforme avanzaba el reloj llegaba la ansiedad en los malaguistas y más pedidas de tiempo en los gallegos. Y a todo esto, en el 81, llegó la tragedia con un disparo lejano de Bergantiños que se le escapó a MUnir y se coló en la portería para hacer el 0-1 y romper añicos la ilusión de la afición y de una ciudad. De ahi al final constantes marrullerías del Depor, un par de rifirrafes y el final.
El Deportivo festejó el pase de ronda y el Málaga se echaba a llorar. Munir, que s fue corriendo al vestuario, regresó coreado su nombre por el público entre inconsolables lágrimas. Los jugadores se unieron como una piña ante la zona de Gol como pidiendo perdón y la reacción fue increíble. Lo mejor de este club, sin dudas, es su afición.

Añadir comentario