El mensaje de sensibilización ante el Cambio Climático llega al Portal de Belén del Colegio Platero( Marbella)

0
258

• Un grupo de escolares del Colegio Público Platero de Marbella confecciona un Portal de Belén inspirado en el planeta Tierra y los parajes naturales afectados por el Cambio Climático. Greta Thunberg, Donald Trump o Ion Kortajarena son algunos de los personajes integrados en este peculiar montaje que lanza un llamamiento de acción a la sociedad.

Alumnos de quinto de primaria del colegio Platero de Marbella han trabajado en la confección de un Belén que no deja indiferente a nadie. Inspirados en la temática de la Madre Tierra, establecida para todo el alumnado por el centro docente, los escolares han realizado una manualidad que ha querido superar la barrera creativa para convertirse en un mensaje directo a la sociedad en defensa de la acción individual en el cuidado del Medio Ambiente.
Los pequeños han recreado escenarios naturales como la selva del Amazonas, el Cañón del Colorado o las Cataratas de Iguazú… consideradas en grave peligro ante la amenaza de la contaminación y la acción del hombre. Paisajes que se extienden en torno a un peculiar Portal de Belén habitado por dos figuras de gran relevancia por su activismo en contra del Cambio Climático. La virgen María es Greta Thunberg y San José se identifica en el pefil del modelo Ion Kortajarena. Otro de los personajes que destaca en la composición confeccionada con siluetas pintadas en piedra y elementos recogidos de la naturaleza, es el actual presidente del gobierno de EE.UU, Donald Trump, a quien se le adjudica la figura del Caganet debido a que sus “declaraciones son auténticos desperdicios verbales”.
Y es que los escolares no han dejado ni un detalle atrás. Junto a la composición artística se visualiza un “manifiesto” que concentra el mensaje central del trabajo de estos escolares de quinto curso de primaria. Un texto en el que se llama a la acción del resto de compañeros de colegio: “cada uno podemos ser un Ion Kortajarena o una Greta Thunberg. Cada uno de nosotros tenemos el poder de trabajar en la reducción de plásticos. Podemos eliminar su uso en nuestra vida cotidiana, optar por botellas de cristal y por bolsas de tela, por comprar a granel, por limpiar la playa y el monte cuando paseamos por estos parajes… ¡Hay tantas opciones!”, reza uno de los párrafos.
A pesar de alertar de la desaparición de los parajes naturales que han recreado; “lo maravilloso de este Belén es que está basado en la majestuosidad de la Naturaleza. Lo terrible de esta recreación es que, quizá, ninguno de nosotros tengamos oportunidad de disfrutar de estos escenarios únicos y espectaculares” lo cierto es que lanzan un mensaje de optimismo donde invitan a la movilización individual en casa. “Desde nuestra pequeña clase de Quinto B sabemos que nuestro poder es grande y que, si hoy logramos convencer a dos compañeros del cole, mañana sensibilizaremos a cuatro y pasado a seis hasta convertirnos en una gran cadena de acción contra el cambio climático”.

Su esfuerzo, dedicación y creatividad ya ha sido recompensado en el centro escolar de la Costa del Sol donde la dirección del colegio les ha seleccionado como finalistas del tradicional concurso de belenes. Esta semana el resto de escolares del colegio votarán la elección ganadora del certamen.

–MANIFIESTO REIVINDICATIVO.-
Lo maravilloso de este Belén es que está basado en la majestuosidad de la Naturaleza. Lo terrible de esta recreación es que, quizá, ninguno de nosotros tengamos oportunidad de disfrutar de estos escenarios únicos y espectaculares. Hace años que el Planeta Tierra está pidiendo a gritos ayuda, hace años que la única casa del ser humano se tambalea bajo la acción de la contaminación.
Hay quienes se han percatado de ello y han comenzado una lucha persistente para que los mayores y nuestras generaciones tomemos conciencia sobre el cambio climático. La activista Greta Thunberg es muy clara en su mensaje. Asegura que “la crisis climática es a la vez el conflicto más fácil y el más difícil al que nos hemos enfrentado. El más fácil porque sabemos lo que tenemos que hacer y el más difícil porque nuestra economía depende de la destrucción de los ecosistemas”. Así de simple.
No podemos quedarnos inactivos o cegados como líderes de la talla de Donald Trump cuyas declaraciones son auténticos desperdicios verbales. Debemos mirar con esperanza, con la ilusión de quienes han tomado papel activo y utilizan su parcela personal para librar a la naturaleza de los cínicos.
Cada uno podemos ser un Ion Kortajarena o una Greta Thunberg. Cada uno de nosotros tenemos el poder de trabajar en la reducción de plásticos. Podemos eliminar su uso en nuestra vida cotidiana, optar por botellas de cristal y por bolsas de tela, por comprar a granel, por limpiar la playa y el monte cuando paseamos por estos parajes… ¡Hay tantas opciones!
Desde nuestra pequeña clase de Quinto B sabemos que nuestro poder es grande y que, si hoy logramos convencer a dos compañeros del cole, mañana sensibilizaremos a cuatro y pasado a seis hasta convertirnos en una gran cadena de acción contra el cambio climático.
Si hoy tomamos conciencia, mañana podremos disfrutar del apabullante espectáculo de las Cataratas de Iguazú, del juego hipnótico de la Aurora Boreal, de la inmensidad del mar de arena del Desierto del Sáhara, del vértigo del Gran Cañón del Colorado y del colorido y la riqueza animal del Amazonas.
Tenemos que llegar a tiempo, debemos llegar a tiempo.
Algunos de estos enclaves irrepetibles ya están desapareciendo mientras leías este texto.

Añadir comentario