El Museo Automovilístico y de la Moda presenta su desfile Alta Costura Vintage‏

0
133
Foto del desfile

Anoche

Foto del desfile en el Museo Automovilístico de Málaga
Foto del desfile en el Museo Automovilístico de Málaga
el Museo Automovilístico de Málaga se ha convertido en epicentro de la moda gracias al desfile “Alta Costura Vintage”. Un evento de moda sin precedentes a todos los niveles y en el que se ha mostrado una exclusiva e inédita selección de piezas de la colección de Alta Costura del MAM.
Hablar de moda en Málaga es hablar del Museo Automovilístico y sus cinco años apostando por ella. Más de 200 piezas han ido ampliando su colección de Alta Costura gracias a la exhaustiva labor arqueológica realizada por el dueño de la colección, D. Joao Magalhaes en casas de subastas como Sothebys y Kerry Taylor de Londres, Nueva York, Los Ángeles y hasta Las Vegas durante estos años dando lugar a seis exposiciones dedicadas a la moda que se unen a la perfección con la colección de casi un centenar de vehículos restaurados al más alto nivel.
Así el MAM ha seleccionado para esta especial ocasión 40 diseños reunidos en cuatro grupos temáticos para rendir homenaje a la evolución de este arte a lo largo del siglo XX.
A las 20:30h comenzó la llegada de importantes invitados de diferentes ámbitos que posaron en el photocall para, a continuación, pasar a la “Sala de Diseño” del Museo donde tendrá lugar el desfile. Durante el recorrido, modelos con sombreros vintage de la colección posaron junto a los vehículos creando la atmósfera de viaje en el tiempo del desfile.
Allí fueron recibidos por la popular canción Cheek to Cheek que popularizó Fred Astaire. Un ambiente de glamour realzado gracias a la colaboración de Bazar del Cineista con luces rosas a juego con el cartel del evento diseñado por el equipo del MAM. Mientras tanto DJ’s ataviados con sombreros de copa de la colección del Museo amenizaron con reconocidas canciones de cada época del desfile y en directo hasta el comienzo del desfile y una vez que finalizó y junto al conjunto de pantallas que mostraron el desfile.
A las 21:00h, y con las luces apagadas, las primeras notas de un popular Chalestón abrían paso al primer grupo de diseños, “Principio de Siglo”, que recoge el nacimiento de la Alta Costura en París realizando un paralelismo entre los grandes nombres de la época y sus clientas más importantes. La pieza única de Paul Poiret de 1909, un vestido diseñado bajo el estilo “Chinoiserie” de influencia china, recoge a la perfección el amor al arte de Peggy Guggenheim. Por otro lado, las delicadas plumas de gallo de Schiaparelli harán revivir la danza clásica de Anna Pavlova.
A ritmo del swing In the Mood de Glenn Miller comienzan las gloriosas décadas de los “Años 40 y 50” marcadas por la aparición de las grandes marcas y los mitos como Ava Gardner y Audrey Hepburn. El glamour inundó la pasarela con diseños como el espectacular Chanel blanco con hilos de oro correspondiente al momento en el que su creadora comenzó a incorporar elegancia, clase y originalidad a lo básico. Por otro lado, una de las casas de moda más antiguas de París, la casa Lanvin, también estuvo presente con un diseño realizado por el mismísimo Antonio Cánovas del Castillo en 1957. Se trata de una falda de seda negra a la altura del tobillo, ajustada a la cintura y adornada con rosas blancas. Además, la modelo malagueña Elisabeth Reyes vistió el primero de los tres diseños elegidos para ella en este desfile: un conjunto de Loris Azzaro.
La moda del siglo XX no tendría sentido sin la presencia de las “Marcas Jóvenes”. Casas y diseñadores revolucionarios y visionarios como el vestido rojo de Alexander McQueen llevado por Elisabeth Reyes. Grandes nombres como Paco Rabanne cuyo revolucionario diseño nada convencional ejemplifica el espíritu innovador de sus coetáneos, o Yves St. Laurent cuyo diseño de 1982 compuesto por una falda de brocado plateado en fondo turquesa y falda con brocado con recortes de strass.
Finalmente, el cuarto grupo temático “Alta Costura” llegó de la mano de la gran modelo malagueña Elisabeth Reyes quien lució un colorido diseño de Christian Lacroix. El imponente vestido de desfile de la casa Dior de 1990 correspondiente al periodo de Gianfranco Ferré conocido como el “escultor” de la moda resalta el esplendor de este periodo compartido con otros diseñadores de este conjunto como Givenchy, Ungaro, Nina Ricci o Jean-Louis Scherrer.
El broche final llegó de la mano del Vestido del Futuro: Espuma de Galaxia realizado por Alisyoun, cosplayer y especialista en diseño alternativo para Maga Collection y con el que finalmente el desfile llega al futuro. Inspirado en las estrellas del firmamento se ha creado este diseño con cristales de Swarovski, led de bajo consumo y suave gasa de cristal mezclando colores fríos y cálidos.
Una vez finalizado el desfile, los invitados disfrutaron de un sofisticado y original cocktail creado en exclusiva por Alabardero Catering. Showcooking de atún rojo y de aguacate, un huerto vegetal entre otras delicias y servidas en puestos de comida estilo vintage y mesas retro iluminadas con módulos de resina.
Para este evento, el Museo Automovilístico y de la Moda ha podido contar con la inestimable colaboración de NuevaModa Producciones, la peluquería de Mochi, Diego Montiel y Antonio-Eloy, y el maquillaje de Arteness.