El Parque Botánico-Orquidario cumple su 2º aniversario consolidado como uno de los principales atractivos turísticos de Estepona

0
189

El teniente alcalde del área Sociocultural y Servicios, Blas Ruzafa, ha señalado hoy que el Parque Botánico-Orquidario de Estepona se ha consolidado como uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad en sus dos primeros años de apertura y funcionamiento. “Se constata que se ha convertido en un equipamiento de ocio y turismo vital para la ciudad, que proyecta una interesante imagen de la misma hacia el exterior”, ha indicado el edil, que ha valorado el impacto económico que este espacio tiene en el sector servicios de la ciudad; al tiempo que ha destacado el hecho de que su mantenimiento no suponga carga económica para el Ayuntamiento.

El Parque Botánico-Orquidario recibe una media de 5.000 visitas mensuales. Con idea de que este equipamiento único continúe despertando el interés de vecinos y turistas, el Ayuntamiento tiene prevista la plantación, en fechas próximas, de nuevas especies singulares en Occidente.

Así, en breve se contará con la orquídea más larga del mundo, ‘Sobralia Altissima’, cuyos ejemplares pueden alcanzar hasta los 16 metros de longitud, y con la especie más voluminosa ‘Grammatophyllum Speciosum’, que cuenta con unas espectaculares flores de tonalidades rojas y ocres.

Además, la colección de especies vegetales se verá ampliada con un ejemplar de ‘Phragmipedium Kovachii’, considerada por los expertos botánicos como la orquídea más bella del siglo XX, y otras plantas que se destacan por su rareza, entre las que se encuentran alguna especie de la familia de las carnívoras.

Blas Ruzafa ha destacado que el Parque Botánico-Orquidario es un equipamiento en constante transformación, por lo que sus rincones se van adaptando a las necesidades de las especies que alberga. En ese sentido, ha señalado que, próximamente, se van crear más parterres y plantar nuevos árboles que se convertirán en espacios donde colocar las nuevas orquídeas.

Por otra parte, el teniente alcalde del área Sociocultural y Servicios ha invitado a visitar ahora las instalaciones del recinto porque, con la llegada de la primavera, se está produciendo la floración de numerosas especies, “por lo que hay más colorido que nunca”. Entre los ejemplares que están floreciendo destaca una orquídea procedente del sudeste asiático, ‘Paphiopedilum micranthum’, que es especialmente apreciada por los coleccionistas debido a que su flor es más grande que la propia planta, o la ‘Vanda Javieri’, una de las más raras del mundo y que, además, se encuentra en peligro de extinción. Además, el Parque Botánico-Orquidario, que hasta ahora ofrece visitas guiadas en español e inglés, tiene previsto ampliar esta actividad a más idiomas.

En cuanto al impacto que ha tenido el Parque Botánico-Orquidario en estos dos primeros años de funcionamiento, el responsable municipal ha valorado su capacidad para dinamizar la economía de su entorno con la apertura de nuevos establecimientos, la regeneración y embellecimiento de la zona y la promoción que le ha dado a la ciudad como destino turístico.

Durante estos dos años, el Parque Botánico ha sido elegido como escenario para la celebración de eventos culturales, deportivos e institucionales, ha albergado la primera floración en España de un ejemplar de ‘Amorphophallus Titanium’, más conocida como ‘flor cadáver’, y se ha visto realzado con la realización en su entorno del mural artístico ‘Reflejos del jardín’, una obra que se ha convertido en una de las más grandes de Europa pintada por un único artista, entre otros hitos.

Por último, ha recordado que los empadronados en el municipio disponen de dos entradas gratuitas al año para visitar estas instalaciones, que se encuentran en constante cambio.

El edificio del Orquidario abrió sus puertas en 2015. Está dividido en dos niveles que se encuentran a cotas diferentes y separados por un precioso bosque de bambú, cuenta con una superficie de 1.000 metros cuadrados de superficie y 15.000 metros cúbicos de volumen. El edificio posee tres cúpulas recubiertas de vidrio que se han convertido en sus señas de identidad y que han cambiado por completo la fisonomía del municipio. La bóveda principal del inmueble alberga decenas de especies de orquídeas y una gran cascada, que sorprende a los visitantes que observen la cúpula desde su interior.