El PSOE pide la dimisión de Ángeles Muñoz “por contratos irregulares en el Ayuntamiento de Marbella”

0
251

**Nota de agencia.-

El secretario provincial del PSOE en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, exigió ayer domingo a los líderes del PP, Pablo Casado, y del PP-A, Juanma Moreno, “que destituyan o pidan la dimisión de la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz (PP), por las presuntas contrataciones irregulares en el Ayuntamiento”.

Ruiz Espejo se preguntó si «Moreno va a ser transparente o mantendrá las sospechas sobre este asunto», tras «comprobar el modus operandi del PP en la Junta en materia de contrataciones, como es el caso de los vigilantes de la playa o de las contrataciones exprés con plazo de 24 horas y por orden de llegada, sin currículum y aprovechando la emergencia sanitaria de la Covid-19.

El dirigente socialista censuró a través de un comunicado la «doble vara de medir del PP» y reclamó que «digan con claridad si van mantener al frente del Ayuntamiento de Marbella a Muñoz, tras destaparse este grave asunto que de nuevo salpica a la gestión del PP, y especialmente, si el caso es aceptado por el Tribunal Supremo, tal y como pide la Fiscalía».

La Fiscalía ha pedido trasladar al Tribunal Supremo la causa en la que se investiga la contratación de altos cargos en el Ayuntamiento de Marbella entre 2007 y 2015 por la condición de aforada de Muñoz al ser también senadora.

La fiscal Isabel Contreras Bravo señala en su escrito que fue la regidora quien efectuó las contrataciones, en las que aprecia los delitos de prevaricación, fraude en la contratación y malversación de caudales públicos.

Fue en abril de 2017 cuando, tras una denuncia del gobierno tripartito que estaba entonces al frente del Ayuntamiento –formado por el PSOE, IU y Opción Sampedreña, OSP–, se abrieron diligencias en el Juzgado de Instrucción número 3 de Marbella por la contratación de doce cargos de alta dirección en el Consistorio, sin concurso, transparencia y, en algún caso, sin la titulación adecuada, según denunció en su día el gobierno tripartito.

Cuando presentó la denuncia, el gobierno tripartito envió a la Fiscalía un informe en el que calculaba en 400.000 euros el daño a las arcas municipales por estas contrataciones, que se habían realizado en distintas sociedades municipales, así como en los antiguos Organismos Autónomos Locales.

Y es que de aquellos doce, hay ocho cargos de confianza del PP que se reincorporaron a sus puestos por orden de los tribunales; dos llegaron a acuerdos y otros dos fueron indemnizados, lo que ha causado un daño al Ayuntamiento de unos 400.000 euros, según denunció en su día el PSOE.