El sector servicios concentra el mayor volumen de emprendedores en la Costa del Sol

0
61

El vicepresidente y diputado de Presidencia de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, ha presentado esta mañana, lunes 23, los resultados del estudio ‘El Clima Emprendedor en la Provincia de Málaga’ elaborado por la empresa pública Turismo y Planificación Costa del Sol, dependiente del ente provincial.

El principal objetivo de esta investigación, enmarcada en el Proyecto RETOS 2020 (promovido por la Diputación), es conocer aspectos de los nuevos proyectos empresariales que se han iniciado en la provincia de Málaga y que han sido asesorados por el Servicio de Apoyo a la PYME de Turismo y Planificación Costa del Sol, durante 2013 y 2014, tal y como ha explicado Salado. Quien, además, ha subrayado la importancia de otro proyecto llevado a cabo por la empresa pública, Business Angels, para el sustento y puesta en marcha de ideas gracias a la creación de redes de contactos entre socios financiadores y emprendedores.

Salado ha destacado el valor que los emprendedores han dado a las tareas realizadas desde Turismo y Planificación a través del proyecto Business Angels, “porque al final es una manera rápida de acceder a la financiación y sobre todo encuentras un inversor con experiencia y que puede dar un valor añadido a su idea”, ha explicado. Pues los emprendedores apuestan por mejorar la figura del microcrédito y de redes de contactos, así como, realizar una gestión más eficaz de los incentivos públicos para mejorar la financiación de los proyectos empresariales.

De esta manera, se han recogido datos referentes a los motivos que han llevado a los emprendedores a desarrollar su idea de negocio, las ayudas y apoyos recibidos, la inversión inicial de la que disponían, los obstáculos y problemas que encontraron durante el proceso, entre otras cuestiones. Para ello, se han realizado encuestas telefónicas a un total de 154 personas que desarrollaron una idea de negocio contando con el asesoramiento de la empresa municipal de turismo de la Diputación.

En su valoración sobre los datos obtenidos, Salado ha afirmado que uno de los factores en la disminución del paro en la provincia de Málaga es “el auge emprendedor del malagueño que a través de un hobby, idea, o para seguir expandiendo su negocio familiar, busca una salida laboral”.

Resultados del estudio
Referente a los sectores de actividad en los que se enmarcan los proyectos asesorados por el Servicio de Apoyo a la PYME, destacan notablemente los pertenecientes al sector servicios. Entre los que se encuentran los relacionados a las TIC en la gran mayoría, los referidos a Hostelería/Turismo (15,7%) y Comercio (11,4%).

En la capital es más elevado el número de aperturas de empresas que en el resto de la provincia. El principal motivo que defienden para emprender es materializar una idea de negocio.

Cabe destacar que casi la mitad de los proyectos empresariales que se inician en la provincia de Málaga son de autoempleo, es decir, no cuentan con personal contratado, existiendo la mayor cuota en la capital. Es subrayable el hecho de que no exista ningún proyecto entre los encuestados que tenga entre 6 y 10 empleados en la actualidad.

Financiación
La mayoría de los proyectos puestos en marcha en la capital han invertido entre 25.000 y 100.000 euros, mientras que en el resto de la provincia las inversiones son menores, entre 3.000 y 25.000 euros. Respecto a las entidades de las que obtuvieron la financiación para iniciarse en la actividad, destaca que un 32,9% de los encuestados han indicado que no han necesitado financiación ajena. Y las fuentes mayoritarias de las que sí necesitaron son familiares, bancos y cajas de ahorros.

Según los entrevistados, el mayor obstáculo que se han encontrado a la hora de crear una empresa ha sido la falta de financiación (62,9%). Seguido de las cargas fiscales y la complejidad de los trámites administrativos que tienen que seguir. Aspectos que se engloban también en los inconvenientes destacados para ser emprendedor, junto a los de índole profesional y la falta de ayuda en general.

En cuanto a las medidas de financiación que, creen, pueden favorecer nuevos proyectos empresariales, el 84% de los encuestados coinciden en la mejora de los incentivos públicos. Lo más mencionado, en segundo lugar, fue potenciar la figura de los microcréditos, destacando que ambos aspectos fueron demandados, mayoritariamente, por empresas con menos de 5 empleados.

Las principales áreas en la que los emprendedores consideran que necesitan actualizar conocimientos son marketing y ventas, gestión interna, nuevas tecnologías e internalización. Por último, la investigación ha revelado que la edad media de los emprendedores es de 42 años, por el contrario, son lo más jóvenes (de 18 a 24 años) los que menos se lanzan a proyectar una actividad empresarial. De todos los grupos de edad, se ha observado entre ellos una mayor presencia masculina, pues tan solo un 38,4 % de mujeres fueron asesoradas por el Servicio de Apoyo a la PYME.