El temporal sigue obligando a suspensiones en el Andalucía Valderrama Masters 2018

0
388

Al final se pudo completar la primera jornada del Andalucía Valderrama Masters en la tarde del viernes. Y eso que no se pudo reanudar hasta las 11´30h por el fuerte aguacero que cayó en el RCG Valderrama. Pero, como minimo, está ya el primer día al 100%. Las dudas se centran ahora por la climatología. En la tarde del viernes comenzaron a jugar algunos jugadores de la segunda jornada, pero la lluvia y la tormenta eléctrica a parar el torneo. Y se añadió un molesto viento a la “fiesta”. Las previsiones son muy malas para este sábado( con lluvias y tormentas) lo que influiría en decidir si se jugaría a 3 días con corte o no. Según la organización “hay que ir momento a momento en función a la variación del tiempo”. Según las reglas del European Tour, si no se completan dos jornadas no sería ni puntuable ni económicamente para los premios. Si se llegan a los 36 hoyos se otorgan el 75% de los premios y de los puntos de la Race to Dubai.
Con todo este lío de resultados desparramados, el inglés Ashley Chesters sigue líder con un golpe de ventaja al francés Gregory Bourdy y el escocés Marc Warren.
A destacar el sanroqueño Álvaro Quiros que se juntó al campeón defensor y anfitrión del torneo, Sergio García, el australiano Jason Scrivener y Oliver Farr, con una tarjeta total de -3( con 9 hoyos por disputar en el segundo día) a dos folpes del líder. En la misma situación está otro español, Gonzalo Fernández-Castaño, con -3( y 11 hoyos por jugar de la segunda jornada). Sergio García no ha disputado ningún hoyo del segundo día.
El marbellí Angel Hidalgo, debutante como profesional en este Torneo, terminó la primera ronda con 73 golpes( +1) y correspondientes al segundo día pudo jugar cinco hoyos, donde mantenía el +1.
Los partidos que quedan del segundo día se han fijado para el sábado desde las 09´10h. Hay que destacar que ni siquiera el 50% de los golfistas han podido concluir la segunda ronda. Un caos para la organización que hacía tiempo no vivía algo parecido. Todo va a depender de la imprevisible climatología, que está afectando enormemente a este Torneo. Pese a todo, se ha visto público en grupos cuando no llovía tan fuerte en Sotogrande.

–Álvaro Quirós: 68+36* (-3) Ha jugado nueve hoyos en la segunda vuelta.
“La verdad es que no me puedo quejar del resultado. Lamentablemente el torneo se está desluciendo mucho por la climatología, pero al fin y al cabo tenemos que competir y todos estamos en las mismas condiciones”.
“El juego va y viene. Esta tarde ha sido aún más irregular que esta mañana, pero entre los golpes de suerte y la garra que estoy poniendo estoy siendo capaz de llevar la vuelta adelante”.
“La mentalidad está intacta, pero a veces es difícil hacer frente a dificultades sin tener la certeza de que uno puede pegar buenos golpes, y ahí está la batalla de todo el que juega al golf a este nivel. Si es muy difícil afrontar ciertos golpes pegándole bien, imagínate sin tener esta cierta confianza en que uno está haciendo bien el swing. Es verdad que Valderrama es un campo que te empuja a pensar eso, porque a veces pegando golpes decentes te encuentras en sitios imposibles y termina comiéndote un poco la moral. Pero llevamos muy poco torneo y estoy contento con el resultado”.
“El campo está espectacular para la cantidad de agua que le ha caído y para el trote que le estamos dando. Al fin y al cabo jugar en estas condiciones maltrata el campo. No le da tiempo chupar el agua que le cae, le pisamos los greenes muy húmedos, y el campo está respondiendo genial. En ese sentido no podemos encontrar una excusa”.

–Gonzalo Fernández-Castaño: 70 + 25* (-3) Ha jugado 7 hoyos de la segunda vuelta.
“Ha sido un día larguísimo. Me he levantado a las 6.30 para no empezar a jugar hasta las 11.30 horas y eso te pasa factura. Solo hemos tenido media hora entre vuelta y vuelta para empezar de cero, pero esa media horita me ha venido bien. He dado bolas y he hablado con José Carlos Gutiérrez (entrenador), ha sido breve pero provechosa”.
“Nos hemos quedado en el green del 17 con un putt de 4 metros para eagle cuesta arriba. Me habría gustado acabar el hoyo porque venía en racha, pero justo ahí hemos tenido que parar”.