Enrique Iglesias y Liam Gallagher se entregaron en una ventosa primera jornada del Gibraltar Calling

0
456

El viento de Levante fue el protagonista de la primera jornada del Gibraltar Calling 2019, el gran evento musical internacional de cada año en la Roca. Especialmente conforme iba avanzando la noche el viento fue afectando al desarrollo del evento, pero no fue óbice para que las más de 10.000 personas( sold out para los dos días) que llenaran el nuevo Europa Point Sports Complex lo pasaran bien. Este año dos escenarios colocados por la organización. El Principal, al aire libre y el Clásico, cubierto con un aforo máximo de 1.500 personas.
Es indiscutible que para los llanitos el Festival es más que música. Familias enteras con sillas y niños que llenaron el stage principal y que vienen a pasarlo bien. Ese es el “espiritu” que este Gibraltar Calling ha heredado del anterior Gibraltar Music Festival o MTV Gibraltar que se desarrollaban en el Victoria Stadium.

Poco a poco fue llegando el público( excelente la organización con la puesta en marcha de las lanzaderas de buses desde el centro hasta Punta Europa) y se iba “calentando” el ambiente en el Escenario principal. La gente se reservaba para los tres últimos, pero hay que destacar el trabajo de Scape y Sigala. Lo fuerte empezó, en hora, con el polémico artista inglés Pete Doherty. Personalmente nos defraudó. Actuación muy corto, casi desganado y con poca conexión con el público. “Nos ha sabido a poco” nos indicaba un matrimonio gibraltareño de los fieles al Festival. Las palabras mayores comenzaron con Liam Gallagher( ex líder de Oasis) que dio todo un recital de rock and roll. Una veintena de canciones para más de una hora y cuarto. Alguna “dedicada a España”( mejor no hablar) y la mayoría coreadas por el público. Especialmente “Wall of glass”.
Y llegó la hora del esperado Enrique Iglesias. Vestido de negro y con su inseparable gorra( al final terminó con una camiseta blanca). Enseguida conectó con el público. Dio un repaso a lo más destacado de su discografía, aunque el viento generó algunos problemas en el sonido y especialmente en su pinganillo de control para oir la música. En total 16 canciones, 13 en inglés y 3 en español. Una hora y cuarto de show. “¿Queréis más canciones en español o e inglés”? preguntó el artista. Hecha la votación a mano alzada ganó la segunda opción. Lógico. Se acercó al máximo a los fans y lo intentó todo por agradar. Hay que destacar su voluntad de seguir después de la primera hora y el intento de mejorar el sonido, imposible por el tema de las condiciones climatológicas. El lo explicó y sus bises( hasta 4 canciones) los realizó de modo acústico. El cierre con “Bailando” dio un gran colofón a la primera jornada del Festival

En el Escenario clásico, con un público quizás distinto al general, a destacar los históricos Lighthouse Family con su mítico “High”. Y los locales JetStream, con un gran éxito en los últimos años. Ambos grupos lograron que el aforo se quedara pequeño. Todo un éxito contar con ellos.


Buena organización en líneas generales, con colas en las zonas de comida y bebida. Presencia en la parte baja de la instalación de Asociaciones benéficas de Gibraltar con sus puestos informativos y de venta. A nivel de autoridades, no faltó el ministro principal Fabián Picardo y su equipo de gobierno. Y muchos empresarios y firmas de la Roca. Este Gibraltar Calling es más que un Festival de Música. Este domingo, con amenaza de lluvia, segunda jornada con Rick Atsley, Take That y Mel C como principales atractivos.

Añadir comentario