Especialistas de Vithas Xanit ofrecen algunos consejos para caminar con tacones y sufrir menos lesiones

0
243

Estilizan la figura, son bonitos y han sido símbolo de feminidad y belleza durante años. Los tacones son usados a diario por muchas mujeres que lo han incorporado a su día a día como una prenda más de vestir pero, sin embargo, la mayoría de ellas, no son conscientes de los problemas que éstos pueden ocasionar para nuestra salud, sobre todo si se trata de tacones muy altos. Estos problemas están derivados, en la mayoría de los casos, no por el uso de tacones en sí mismo, sino por no hacer un uso correcto de los mismos, lo que da lugar a patologías como juanetes, dedo martillo, dolor en el metatarso, uña encarnada, lesiones de tobillo o rodilla o artrosis, entre otras patologías. Especialistas en fisioterapia del Hospital Vithas Xanit Internacional, perteneciente al grupo sanitario Vithas, nos ofrecen algunos consejos para caminar con tacones de forma correcta y sufrir así menos lesiones.
“Está comprobado que el uso continuado de zapatos de tacón provoca un impacto en el sistema músculo-esquelético, lo cual favorece la aparición de diferentes lesiones en pies, tobillos, piernas y columnas”, Marina Pereiro Garcia, podóloga del Hospital Vithas Xanit Internacional. “Como es obvio que las mujeres no van a dejar de usar tacones es importante que, al menos, lo hagan de una forma correcta. Un aspecto fundamental en su uso es la medida, se recomiendan que los tacones no sobrepasen los 3,4 cm ya que, si miden más, la correcta distribución de las cargas se altera y el paso al caminar se hace más corto, lo que aumenta al mismo tiempo el gasto energético”, añade.
Muchos podólogos y profesionales especializados en la materia recomiendan. Además, no usar tacones antes de los 18 años. “Si aún así nuestra elección es usar tacones altos, existen algunos ejercicios que pueden seguirse para que su uso no nos perjudique tanto; por ejemplo, estirar los gemelos, el soleo (que está situado en la parte inferior y posterior de la pierna, debajo de los gemelos) y toda la cadena fisiológica posterior. Realizar automasajes en los pies y pantorrillas para descargar estas zonas también puede ayudarnos”, explica Marina Pereiro.
“A la hora de caminar, debemos hacerlo de forma correcta. Un truco para mejorar nuestra postura al caminar es apoyar la cabeza y glúteos contra la pared, avanzar en esa postura en línea recta con esa postura e intentar no doblar los tobillos al dar el paso. Es importante también no apoyar el peso del cuerpo en el tacón, debe distribuirse en toda la base del pie (planta y tacón). Los hombros deben estar rectos al caminar, la cadera no debe contonearse de forma excesiva y las rodillas deben doblarse lo menos posible para evitar dolores en las mismas”, matiza la podóloga. “Si incorporamos estos sencillos consejos a nuestra rutina diaria el uso de tacones será mucho más saludable y evitaremos futuras lesiones”, añade.