Exteriores realiza una queja formal al Gobierno de Gibraltar por el incidente con un barco español

0
94

El diputado socialista, Salvador de la Encina, ha confirmado, que el Gobierno de Pedro Sánchez, a través del Ministerio de Asuntos Exteriores, ha expresado formalmente al Gobierno gibraltareño de Fabian Picardo, una queja, por el incidente del pasado miércoles, en el que se vieron implicados tres pescadores de La Línea y la RGP (Royal General Police).

En declaraciones a COPE CAMPO DE GIBRALTAR-COSTA DEL SOL, De la Encina ha indicado que “tenemos que priorizar el diálogo sobre cualquier otra cuestión y evitar así que estas situaciones y estos incidentes con las patrulleras de Gibraltar y que afectan a nuestros pescadores que intentan faenar en aguas de la bahía de Algeciras, se produzcan”. El diputado aboga por buscar soluciones en el ámbito de la cooperación con Gibraltar. “Queremos un diálogo constructivo entre las partes e intentar solucionar otros problemas de gran calado como el brexit que pueden afectar sobremanera a nuestros trabajadores transfronterizos”. Al respecto, De la Encina ha recordado que está por concretar una fecha para la visita del ministro, Josep Borrell, “estaba previsto que viniera este sábado pero no va a ser posible, pero la intención es acudir lo más pronto posible”.

Los hechos ocurrieron en la mañana del miércoles cunado tres pescadores de La Línea que se encontraban faenando en la zona de La Caleta denunciaron haber sido agredidos por agentes de la Policía de Gibraltar y de Medio Ambiente, siendo golpeados y rociados con spray pimienta. El incidente ocurrió a algo más de las 8,00 de la mañana, cuando hasta seis patrulleras de la Royal Gibraltar Police se acercaron bordeando al barco Los Cabezas donde trabajaban los pescadores, dos de ellos, hermanos, Eduardo y Miguel Ángel. Previamente, los españoles habían dado aviso a la Guardia Civil al ver acercarse un barco de Medio Ambiente de la Roca.

Ante el requerimiento de los policías de los carnets de pescadores, los trabajadores pidieron que esperaran a la llegada de los agentes españoles, momento en el que uno de los policías quiso abordar el barco, produciéndose un forcejeo en el que éste cayó al agua.

Los pescadores afirman que en el intento de socorrer al agente caído al agua, éste aprovechó el momento para rociar con spray de pimienta los ojos de uno de los españoles, y a un segundo al que no alcanzó de lleno. Además, aseguran que un agente de Medio Ambiente propinó varios puñetazos al tercer marinero.

La Guardia Civil a su llegada, logró mediar en el incidente. Los pescadores denuncian tener que haber acudido al hospital linense a recibir atención médica, debido a los golpes y los efectos del gas pimienta sobre los ojos de uno de los pescadores.

El patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de La Línea, Juan Morente ha afirmado a Cope que es “indignante” lo acontecido en este miércoles cuando una lancha de medioambiente y patrulleras de la Policía de Gibraltar abordaron el barco de unas personas que “solo querían trabajar” y que contaban con la licencia española amparada por la Unión Europea para este menester, si bien no es reconocido por la colonia.

Morente ha explicado que la intención era de identificar y detener a los pescadores españoles, indicando que aún peor fue la actitud del tripulante de medioambiente que golpeó en reiteradas veces a uno de los marinos, afirmando que “no pasó una desgracia de milagro” debido en buena parte a la rápida llegada de la Guardia Civil.

Los hechos están denunciados ante la Guardia Civil y han sido puestos en conocimiento de la Alcaldía, la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores y las autoridades competentes.

Por su parte, la Policía Real de Gibraltar ha confirmado que utilizó spray incapacitante y tuvo que tomar medidas sobre uno de los tripulantes en respuesta a su comportamiento agresivo, que abandonó de inmediato. Además manifiestan que cuando la tensión disminuyó, se procedió a denunciar a los tres miembros de la tripulación.