Gestión, estabilidad y crecimiento, las 3 claves del año de gobierno según la alcaldesa de Marbella

0
189

Cuando se cumple un año de gestión del actual Ejecutivo local, la alcaldesa, Ángeles Muñoz, junto al teniente alcalde sampedreño y concejal de Hacienda, Manuel Osorio, han ofrecido hoy en el Hospital Real de la Misericordia un balance de este primer ejercicio de gobierno, un tiempo que se ha caracterizado “por una mayor estabilidad y un mayor crecimiento económico de la localidad, una situación que han notado los propios ciudadanos y que se evidencian en datos objetivos”, ha indicado Muñoz.

La regidora ha destacado que durante los últimos 365 días “ha retornado la gestión a Marbella, que está mucho mejor que hace un año, en el que hemos apostado por los intereses de la ciudadanía para estar a la altura de lo que demandaba, con la máxima lealtad entre los dos partidos que formamos este equipo de Gobierno, anteponiendo los intereses de los vecinos”.

En este sentido, la regidora se ha referido a uno de los aspectos “que era un clamor entre los ciudadanos, la limpieza”, y ha indicado que durante este año se ha hecho un esfuerzo en esta delegación, tanto para dotarla de una mayor flota de vehículos como para reforzar el personal destinado a la misma. “Se han invertido 13 millones de euros, y frente a la compra de un único tractor en dos años, hemos pasado a los 113 vehículos actuales”, ha subrayado, que se vienen a sumar a que Marbella se ha convertido en el único municipio de España de 100.000 habitantes “en contar con el mayor número de contenedores de vidrio”. “Este cambio en la gestión no sólo se ha dejado sentir en el día a día de la ciudad, sino que también ha sido reconocido con el otorgamiento de la ‘Escoba de Oro’, tras 15 años sin contar con este galardón”, ha destacado.

La alcaldesa ha afirmado que esto evidencia el cambio que ha experimentado la ciudad en el último año y que también se ha caracterizado por una mayor estabilidad y crecimiento económico. En este punto, ha destacado la recuperación de los 12 millones de euros, procedentes de los bienes incautados en causas judiciales por corrupción, un montante económico que constituye el arranque para reintegrar lo expoliado a las arcas municipales, y que se destinarán a servicios y equipamientos públicos para proyectar actuaciones como el nuevo Palacio de Justicia.

En el apartado de la delegación de Obras, Muñoz ha señalado que, a su llegada al Gobierno, “el anterior Ejecutivo tenía el 70 por ciento de actuaciones en inejecución, había perdido subvenciones, como los dos millones de euros que se tuvieron que devolver a la Diputación de Málaga del bulevar Pablo Ráez, además de eliminar el Plan de Barrios y el de Urbanizaciones”. Ha explicado, que la situación ha dado un vuelco en los últimos 365 días, “no sólo por ponernos al día en el pago de las facturas, sino también por los proyectos que están en marcha, algunos de ellos muy demandados por los vecinos como el soterramiento de las líneas de alta tensión de Xarblanca”. Con respecto al área de Parques y Jardines, Muñoz ha recordado que la ciudad cuenta con 60.000 metros de zonas verdes “y en el anterior mandato no se había aplicado el Plan Fitosanitario, ahora los parques y su entorno evidencian su mejoría”.

Las delegaciones de Deportes y Derechos Sociales, “también han experimentado un cambio”, ha añadido Muñoz, quien se ha referido a que con el anterior equipo de Gobierno “se habían cerrado los comedores sociales, Cáritas y Bancosol habían perdido sus subvenciones, una política social que no llegaba a los ciudadanos”; en el deportivo, la regidora ha destacado los eventos que se han realizado en la ciudad, como la celebración de la Copa Davis, el paso de la Vuelta Ciclista a España por la ciudad, la celebración del Ironman o la media maratón, que será en octubre.

En cuanto a la actividad económica, la alcaldesa se ha referido a los datos de empleo en el municipio, destacando que los últimos datos muestran que tanto la contratación como los datos de afiliación a la Seguridad Social “ponen de manifiesto el crecimiento económico de la ciudad, Marbella ha cerrado julio con más de 10.000 contratos, el mejor dato de un mes desde que se tienen registros”, ha destacado la primera edil. También en julio, ha apuntado la alcaldesa, Marbella batió récord de turistas llegados a la ciudad en los últimos 12 años “superando los 96.000 visitantes, “unos datos objetivos, extraídos de la Encuesta de Ocupación Hotelera del Instituto Nacional de Estadística (INE), y que muestran que Marbella está recuperando turismo nacional, pero sobre todo al turista extranjero”.

Por su parte, Osorio ha afirmado que “ha sido un año de esfuerzo y trabajo duro en el que hemos conseguido reordenar el área económica y, a partir de ahí, hemos centrado nuestros esfuerzos en conseguir fondos para hacer una ciudad más amable e innovadora”. El edil ha destacado como uno de los principales logros que se han conseguido en el ámbito económico la reducción del periodo medio de pago a proveedores, uno de los puntos básicos a la hora de pedir subvenciones o ayudas públicas. Ha precisado que “el plazo máximo por ley es de 30 días, pero en marzo de 2017 comenzó a incumplirse con 38 días”, una tendencia que, como ha señalado, continuó en abril (46), mayo (67), junio (56), julio (62) y agosto (52). Osorio ha explicado que “pusimos esta situación en conocimiento del nuevo equipo de Gobierno y, gracias a un trabajo ímprobo por parte de las distintas delegaciones, ya en el mes de septiembre se redujo a 28 y, hasta el día de hoy, no se ha vuelto a incumplir el plazo que exige la ley”.

Otro aspecto en el que ha incidido ha sido la aprobación de los presupuestos para 2018 en el mes de enero, un hecho que, como ha subrayado, “era una de nuestras principales reivindicaciones para poder gestionar con comodidad y que también se consiguió”. Además, ha llamado la atención sobre el aumento de la actividad de “un área transversal que es el epicentro del Ayuntamiento” como es Contratación. “Hemos tenido dos hándicaps que han dificultado el día a día al cambiar la forma de trabajo, que han sido la entrada en vigor de la Ley de Contratos del Sector Público y la implantación de la administración electrónica”, ha explicado Osorio, que ha especificado que “a pesar de ello, hasta agosto de 2017 se habían tramitado 90 contratos y este año llevamos ya un total de 190”.

En cuanto a la obtención de fondos, el edil ha resaltado los 15 millones que se han conseguido a través de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible (EDUSI), a los que se suman otros 3 que aporta el propio Ayuntamiento, “para potenciar los barrios, recuperar el patrimonio histórico y mejorar la ciudad”. Además, se van a destinar 600.000 euros para cursos en el marco de las ayudas de la Fundación INCYDE y se han solicitado subvenciones por valor de 9,6 millones del Programa Operativo de Empleo, Formación y Educación (POEFE) y 1,1 del programa EPES (Experiencias Profesionales para el Empleo).

Osorio ha coincidido en señalar la importancia del retorno de los fondos que provienen del caso ‘Malaya’ en lo que ha calificado como “un logro con connotaciones morales que va a revertir directamente en la ciudad”. Además, se ha referido a la eliminación de la deuda con Hidralia por lo que el Ayuntamiento dejará de pagar 2,5 millones anuales. Otra de las líneas económicas que ha destacado el edil en su balance ha sido la eliminación de una serie de tasas y la bajada del tipo impositivo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), que ha pasado del 0,716 al 0,681, “lo que supone que un 76% de los ciudadanos paguen menos, un porcentaje que se eleva hasta el 96% sumando a aquellos vecinos que pagarán como máximo 10 euros más en sus recibos. Además, ha desgranado otros datos “que evidencian la mejoría que ha experimentado la ciudad en este año, convirtiéndose en un municipio más activo y dinámico” como el aumento de los ingresos por plusvalía, que en 2017 se cifraron en 18 millones y en lo que llevamos de ejercicio ascienden a 12,5 millones, por lo que se prevé que supere los 21 millones a final de año; el incremento de las licencias urbanísticas en un 25% y el aumento de los ingresos por el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), que en 2017 fue de 4,6 millones y a 31 de julio de 2018 era ya de 5,2 millones.